De fases y desfases

Que nunca hubiésemos vivido una pandemia mundial o que jamás hubiéramos pensado que el gobierno estuviera legitimado para tenernos encerrados en casa prácticamente dos meses, deberían ser motivos suficientes para invalidar cualquiera...