Barça, la piedra de Sísifo para ElPozo

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

En la mitología griega, Zeus ―padre de todos los dios― castigó a Sísifo al mundo de los muertos. El que fuese fundador y rey de Éfira (posterior Corinto) desconocemos qué le hizo a Zeus ―o al menos, Homero no tuvo a bien contárnoslo― pero sí nos llegó que su astucia le permitió escapar de la vigilancia de Hades, dios del inframundo. Puesto posteriormente bajo custodia de Hermes, el rey de Éfira conseguía siempre escapar. Así fue hasta que el propio Hermes consiguió atraparle y recibió el famoso castigo: condenado a subir una enorme piedra a lo alto de una colina. La roca, en cuanto Sísifo llegaba a la cima, caía. Rodaba y rodaba hasta abajo. Sísifo se veía obligado entonces a descender y volver a subir la enorme piedra hasta la cima, momento en el que, invariablemente, la roca volvía a caer. Ese era el castigo eterno de Sísifo por haber burlado constantemente la vigilancia encomendada por Zeus.

Y esto, ¿a qué viene?, se preguntarán, no sin razón. O quizá, a poco que conozcan las estadísticas que han pululado por redes sociales tras la final de la Champions, sabrán el porqué de este “clásico” comienzo. Porque hay una analogía más que evidente entre Sísifo y ElPozo, entre la piedra y las finales. No sabemos qué mal le habrá hecho ElPozo Murcia al dios del fútbol sala, para que una y otra vez éste le exija escalar la montaña acompañado de su piedra, a sufrir y hacerle creer que le va a recompensar con el título para que, en cuanto están rozando la cima, le haga caer. Vuelve a intentarlo”, le dice el Zeus futsalero, vengativo.

Pocas veces habrá dominado ElPozo un partido de tal envergadura como la final del Palau. De hecho, solo había disputado con anterioridad una final de Champions, doce años atrás, cuando la denominación aún era la de UEFA Futsal Cup. Pero el dios malvado le negó de nuevo la gloria, la cima de la montaña. Tras sudar en dos fases previas ―incluyendo el grupo de la muerte― con una pandemia y un parón de por medio, sin poder contar con tu fichaje estrella (Juanjo) por haber jugado precisamente con tu rival, ElPozo Sísifo creyó que esta vez era la buena: dominó, fue mejor durante grandes fases del partido, pero enfrente estaba un Barça voraz y vengativo, un dios que lanza rayos a través de Ferrao, Aicardo, Dyego o Lozano, cuyas piernas no perdonan a Sísifo, por más que éste se esfuerce en alcanzar la meta.

Concluye para ElPozo Murcia una temporada 2019/20 en la que ElPozo ha perdido los cuatro partidos en los que se ha enfrentado a Barça , tres de ellas para dejarle sin un título: 4-3 en Supercopa, 2-1 en liga en el Palau (no se disputó la vuelta) y 3-2 en las semifinales de la Copa de España. Cuatro derrotas por la mínima, pero cuatro derrotas, al fin y al cabo. A eso podríamos unirle que la final liguera de la temporada anterior también fue entre Barça y ElPozo, con los culés proclamándose campeones en el quinto y definitivo partido.

Si esto no fuera suficiente, hay otro dato demoledor: Barça ha ganado las 12 finales que ha disputado en su historia contra ElPozo; todo, en una especie de triada infernal: tres playoffs de liga, otras tres finales de Copa de España y otras tres de Copa del Rey, además de dos Supercopas y esta final de la Champions.

ElPozo, ese club que siempre sube la montaña de los torneos, que arrastra la piedra y que, en el último segundo y cuando parece que va a tocar cumbre, vislumbra el escudo culé y la piedra se cae y debe comenzar de nuevo. El deporte da ―dicen― una segunda oportunidad. La buena noticia para los aficionados charcuteros es que su club está ahí, siempre ahí, y pronto volverá a disputar una final. La mala es que ya llegó esa segunda oportunidad, y una tercera, y una cuarta…

Autor: Dani López (twitter: @gremplu)

Anuncio

Banner de KratosShop

One thought on “Barça, la piedra de Sísifo para ElPozo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.