Entre la oficialidad del que paga y la tradición

Los que votan a la derecha y los que prefieren la izquierda. Los que emigran cada verano a la playa o los que pasan de aglomeraciones y escogen montaña. O eres de McDonald’s o Burger King. ¿Cine español o blockbuster hollywoodiense? Si te gusta un equipo de tu ciudad, es obvio que “debes” odiar al vecino.

Y es que, en general, el ser humano es bipolar: o te gusta una cosa o la contraria, pero raro será que ambas nos parezcan igual de válidas. En fútbol sala, por supuesto, no íbamos a hacer la excepción. ¿Dónde quiero llegar? Si enumeramos equipos de la Primera y Segunda División actual, nos encontraremos con dos vertientes. Si yo digo que hay un derbi navarro, ¿han pensado en la oficialidad de un Osasuna Magna contra Aspil Jumpers? ¿O son más de tradición y les ha venido a la cabeza un Xota-Ribera?

Y es que somos así, o llamamos a los clubes por su nombre oficial o por el tradicional. Y sin embargo, aquí no hay una tendencia clara, no vemos esa bipolaridad. Porque, dependiendo del caso, usamos el nombre histórico o el del patrocinador que, con su capital, ayuda a mantener al equipo en la élite. Curioso, ¿verdad? Lo analizamos.

Muchas veces resulta evidente qué nomenclatura es la favorita. ¿Alguien se imagina un duelo entre Pescados Rubén y Paraíso Interior? Para todos los futsaleros está claro que eso es un Burela-Jaén. Puede que usted, avispado lector, haya pensado que menuda tontería, nadie se acuerda del señor Rubén o de la Diputación a la hora de hablar de ellos, pese a que en ambos casos son patrocinadores estables que llevan años aportando capital para que los equipos se mantengan en sus aspiraciones. Pero no nos sale llamarles así.

Y sin embargo con un recién llegado como Jimbee no nos cuesta trabajo. Es más, si nos hablan de Jimbee-ElPozo no pensamos en un entrante de melón con jamón sino en el derbi murciano. ¿Por qué? En el caso charcutero (ups, ahí va otro ejemplo donde la aceptación del patrocinador es extrema) se entiende: son más de veinte años de patrocinio y si escuchamos a un foráneo a nuestro deporte hablar del “Murcia” es posible que nos salga un sarpullido. ¿Por qué sí Jimbee pero no Viña Albali? Siempre Valdepeñas. O de Ferrol, que no es nadie en el mundo del fútbol sala comparado con el gran O Parrulo.

Ay, nuestras bonitas contradicciones…

Por cierto, ¿conocen a la Asociación Deportiva Sala 10? ¿O al Carthago Sala 2013 «A»? O ya esta, como diría un profesor, pasa subir nota: ¿Qué equipo está inscrito oficialmente como el Club Deportivo Dominicos? Si no son acérrimos futsaleros les habrá costado un poco saber que el primero es el Fútbol Emotion Zaragoza. Quizá en el segundo la pista del «Carthago» les haya hecho pensar en Jimbee Cartagena, ¿pero cuántos sabían que Levante UD FS tuviese su nombre original derivado de una orden de predicadores franceses?

Y ya para cerrar un caso excepcional: Movistar Inter. Aunque haya gente que intente convencernos a los más clásicos que ese equipo que antes vestía de verde y ahora de azul (otra cosa por la que pasarán cien años y seguiremos sin acostumbrarnos) es el Movistar, a nosotros no nos engañan: están hablando del Inter de toda la vida. Porque lo importante es mantener la esencia ya que los patrocinadores vienen y van y… ¿Un momento? ¿Inter? ¿Acaso se nos ha olvidado de dónde proviene? Jóvenes que no conozcan la historia de La máquina verde: Inter viene de Interviú, revista famosa por sus desnudos en portada, perdón, por sus reportajes de investigación, en una época en la que internet estaba aún en pañales. Así que si utilizan Inter para hablar del equipo torrejonero perfecto, pero no digan que es porque no quieren dar publicidad, porque, por más que el nombre haya arraigado, seguirá procediendo de un anunciante. Están atrapados.

Jaque mate.

Foto destacada: Mundo Deportivo

Autor: Dani López (twitter: @gremplu)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.