Javi Rodríguez: Lo que mal empieza…

Versión en inglés (English version): Javi Rodríguez: A Bad Beginning…

El refranero español, si bien puede pecar en ocasiones de anticuado, en otras es premonitorio. Y ya saben aquel que nos advierte de que «lo que mal empieza, mal acaba». Tras un mes de parón por la disputa de la Copa América, tras caer de nuevo en un derbi regional ―cuarta derrota en los últimos cinco enfrentamientos―, incluso tras dar la protocolaria rueda de prensa previa al duelo del domingo frente a Córdoba Patrimonio, ElPozo Murcia Costa Cálida anunció la destitución de su entrenador. El tempo ha sorprendido a propios y extraños, sin nadie que pudiera anticipar lo que se venía.

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

Lo que mal empieza…

No pudimos anticiparlo, pero sí repasar su trastabillado recorrido por el banquillo charcutero, al que se llegó de forma extraña. Y es que lo que mal empieza… Desde marzo de 2022, cuando se le preguntó abiertamente en rueda de prensa por la posibilidad de salir ese mismo verano pese a tener contrato hasta el verano de 2023, era vox populi que el Mito era el elegido para reemplazar a Diego Giustozzi. El acuerdo tácito con Vicenç García, presidente y propietario de Industrias Santa Coloma, de liberarle en caso de que le llamase un «grande» le daba cierta libertad para negociar su salida. Pero entre ese momento y el 2 de agosto, cuando pudo resolverse la situación, pasaron muchas cosas que ya contamos en su momento en nuestra web. No nos repetiremos en quién desbloqueó la situación o cómo se llegó hasta ese momento con dos entrenadores en Industrias y ninguno en ElPozo, pero sí que necesitamos saber de dónde venimos (qué pasó de marzo a agosto) para entender hacia dónde vamos.

La situación no se rompió, como se dijo en un primer momento, tras quedar eliminados matemáticamente de los playoffs (cuando presuntamente dijo aquello de «los 80 000 euros o nada»), sino seis jornadas antes. Así lo reconocería el presidente en mayo de 2023, en vísperas de un Industrias–ElPozo, cuando respondió con dureza a un Javi que, si bien en verano había admitido en Catalunya Ràdio que había sido «un divorcio traumático», en su regreso se esperaba «un buen recibimiento».

«Me han sorprendido mucho esas declaraciones. No lo puedo permitir. Todo el mundo sabe que no marchó bien», dijo un Vicenç que se fue calentando por momentos hasta confesar el mencionado instante de la ruptura: «Llegó un desplazamiento a Valdepeñas que se jugaba un sábado, y el jueves se negó a hacer de entrenador, diciendo que “dejaba el equipo” y que lo “dejaba todo”. Ahora que ha pasado el tiempo y que no se habla en caliente, Javi Rodríguez no volverá a entrenar a Industrias. El día que haga testamento dejaré dicho que no vuelva a entrenar nunca más en Santa Coloma. Las puertas del club están cerradas para siempre.».

Javi Rodríguez, el día de su presentación como entrenador de Industrias Santa Coloma
Javi Rodríguez el día de su presentación como entrenador de Industrias Santa Coloma.

El presidente y dueño del decano también se acordó de la otra parte implicada: «Un club señor como ElPozo no se dirigió a nosotros en ningún momento» y dejó un recado para su homólogo charcutero: «Dudé en hablar con Tomás Fuertes, pero me aconsejaron no hacerlo. Si no sabía nada, peor para él. A partir de ahora, a lo mejor lo sabe.»Admitió que fueron ellos, y no los murcianos, quienes resolvieron la situación al no poder tramitar el alta de Xavi Closas mientras tuviesen en nómina a Javi. «ElPozo no se merece tener unas personas como las que llevaron ese tema.».

El último párrafo no es baladí. Y es necesario recordarlo porque no pocas veces se ha puesto el foco, tanto desde dentro del entorno murciano como desde fuera, en ese supuesto desconocimiento de la situación que tiene el propietario de ElPozo Murcia. A la par, también se ha señalado a Fran Serrejón (vicepresidente y director deportivo) y Kike Boned (vicepresidente ejecutivo) por ser los máximos responsables de la planificación deportiva y por ese supuesto «oscurantismo» en que se ha sumido al propietario del club.

… mal acaba

Según contó Onda Regional de Murcia (ORM) poco después de saltar la bomba, Tomás Fuertes se trasladó desde la fábrica de Alhama al Palacio de los Deportes, junto al presidente José Antonio Bolarín, al filo de las 13:00 horas de este viernes para mantener una reunión de urgencia con los jugadores, mientras Javi Rodríguez ofrecía la citada rueda de prensa. El presidente y el propietario, hartos al parecer de vivir la situación en segundo plano, habían pasado al ataque y, a su salida del vestuario, le notificaron la decisión al entrenador. Qué pasó en aquella conversación entre propietario y jugadores quizá lo sepamos con el tiempo, porque está claro que las «razones deportivas» aducidas para la decisión se tambalean.

La polémica, el legado de Javi en ElPozo

Javi Rodríguez, quizá cansado de guardar silencio hasta resolverse su contrato, entró fuerte en el banquillo murciano. Pocos días después de firmar y ser presentado, sorprendía ―o no, para quien le conozca medianamente― con unas declaraciones en ORM en las que afirmaba que venía a «ganar la liga y la Champions». No pocos le recordarían ese «no nos podemos permitir caer otro año más en cuartos de final de la liga» cuando, en los siguientes playoffs, cayó eliminado en la primera ronda ―y por la vía rápida― ante Jaén Paraíso Interior.

Para la posteridad quedan más declaraciones que resultados tras marcharse sin títulos y sin finales siquiera. No titubeó en atizar a sus jugadores después de su primer partido oficial en Tudela: «Me parece vergonzoso; el equipo me ha recordado al del año pasado y no he venido aquí a entrenar a jugadores que no quieran ganar. Lo voy a cambiar.». Tampoco tuvo piedad con los que se marcharon el verano siguiente: «Había jugadores con hábitos adquiridos que no van conmigo.». En numerosas ocasiones se acordaría de los vicios que, según él, tenía la plantilla heredada o de la labor del anterior entrenador. También fue mordaz con quien criticó la ausencia de canteranos en el primer equipo tras la salida de los que estaban y el no subir a nadie del filial: «Es muy fácil decir que yo no quiero a un canterano. Esto va por generaciones, tenemos que dejarnos de sentimentalismos.».

Tampoco tuvo problemas en reavivar polémicas anteriores, como la de la final de Copa de España de 2022, al decir que «el campeón era ElPozo Murcia, se la quitaron y ahora pelearemos por devolvérsela», o como aquella polémica con las aficiones con una botella de agua en las semifinales de Copa de 2023 ante Jaén. Pero, sobre todo, una con el eterno rival cuando, tras escuchar cómo le coreaban «Javi, quédate», respondió con un «esta es la diferencia entre una afición como la nuestra o la de Jimbee; nosotros no vamos a celebrar ganar un partido. Para ellos es un título, como no tienen, me imagino que esto es lo más importante» concluyendo con una frase que le han recordado no pocas veces en las últimas 24 horas: «si Dios quiere, estaré muchos años aquí y les tocaré mucho las narices».

Un Jimbee Cartagena que, por cierto, le ha tomado la matrícula. Que el último partido del técnico catalán haya sido una derrota frente al equipo cartagenero (2–3) no es casualidad, sino definitoria. Antes de eso, ya les habían eliminado de la Copa del Rey con un doloroso 5–0. En la temporada anterior, Jimbee se había impuesto en liga tanto en Cartagena (2–1) como en Murcia (2–5). En Copa Presidente también cayeron en las dos finales disputadas, con victorias por 3–1 y 3–2 para los de Duda. Incluso en esta última pretemporada, un triangular montado en San Pedro de Pinatar con minipartidos a 20 minutos se lo llevó Jimbee por 2–1. La presencia del denostado exentrenador, unida a la de varios canteranos de ElPozo en sus filas y a que hayan disputado la final de Copa del Rey y alzado con el ansiado título de la Supercopa de España tampoco ayudan a un entrenador que, no obstante, sigue apuntando alto, ya que se habla de que sería el candidato número uno de Laporta para el banquillo culé en caso de que Velasco emprenda rumbo a Las Rozas.

Un fracaso «sin excusas»

El propio entrenador, tal y como reflejaba Gustavo Muñana en un artículo este pasado verano, admitía que las llegadas de internacionales como Niyazov, Marlon o Edu Sousa, más españoles conocedores bien del estilo JR7, como Eric Pérez o David Álvarez, suponían «todo lo que le he pedido» al club. «Este equipo lo he montado yo. Están los que yo quería que renovasen y los que han venido nuevos» para advertir que esta temporada habría «cero excusas».

¿Y ahora qué?

Pues por lo pronto, solo se sabe de  manera oficial que el segundo entrenador y preparador físico, Dani Martínez, quien llegó de la mano de Javi Rodríguez, ejercerá de técnico en el duelo frente a Córdoba con el apoyo de Vinicius Teixeira como parche temporal, hasta la presunta llegada de Juan Francisco Fuentes, técnico murciano, que agotará su contrato en marzo con Nagoya Oceans, el campeón japonés.

Pero no apuntábamos al banquillo, sino un poco más arriba. Porque como se preguntan en La Opinión de Murcia: ¿Y Fran Serrejón? No pocos aficionados y tertulianos llevan tiempo reclamando que tanto Serrejón como Kike tienen «secuestrado» al club, haciendo lo que quieren con él y ocultándole la realidad a un Tomás Fuertes que ha sido acusado en varias ocasiones de dilatar la toma de decisiones. De hecho, hacía 25 años que no se prescindía de un entrenador a mitad de temporada, y el de Javi Rodríguez es solo el tercer cese en los 35 años de historia del club. Solo hay que pasarse por las redes sociales del club charcutero tras un mal partido y leer los comentarios para entender la crispación de la grada con los dos exjugadores y actuales dirigentes. Volviendo al artículo de La Opinión de Murcia, Ángela Moreno, su autora, se cuestiona si el despido del entrenador no irá acompañado de quien, en su opinión, ha «dinamitado varios proyectos, dando bandazos sin sentido y acabando con algunos de los jugadores más queridos por la afición como Álex Yepes o Andresito».

Mal empezó la etapa de Javi Rodríguez en ElPozo Murcia, por las formas y los tiempos del club y entrenador. Mal acaba la etapa de Javi Rodríguez, por las formas y los tiempos, esta vez responsabilidad única del club. Veremos qué futuro depara tanto al entrenador como a una entidad que se sumerge, una vez más, en un mar de dudas.

Autor: Dani López (@danifutsal6)

Imágenes: ElPozo Murcia Costa Cálida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please reload

Espere...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.