La enésima vergüenza del Fútbol Sala

La polémica se liga al Fútbol Sala en los últimos meses de la temporada 2021-2022. Después de la Final de la Copa de España, con la etiqueta de “el mayor escandalo de la historia de este deporte” a ojos de Giustozzi y la memorable sanción de 15 partidos a Taynan, los comportamientos vergonzosos no cesan en nuestro deporte. Esta vez con necesidad de intervención de la Policía Nacional.

Este último sábado se disputaba un Ribera Navarra – Jaén FS. Un partido que se disputaría con los rescoldos de la polémica vivida en el mismo duelo de la pasada temporada. Echemos la vista atrás. Recordemos que Jaén se jugaba su participación en Copa de España: si perdían o empataban, la octava plaza era para Zaragoza. El encuentro finalizó 5-2, certificando la despedida jienense de sus opciones de disputar la Copa de España y desatando los lamentables incidentes. El enfrentamiento se trasladó a la grada dónde aficionados y jugadores y técnicos del Jaén se enfrentaron verbalmente. La tensión fue en aumento y los jugadores del equipo accedieron a la grada y continuaron la bronca con los aficionados que se encontraban en la tribuna sin que llegara a haber heridos. La Policía Nacional y miembros de seguridad del club consiguieron separar a ambas partes y poner fin al conflicto.

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

En el duelo de la presente temporada, no tardó en aparecer la polémica en forma de penalti y posteriormente de roja directa. Cabe comentar que la expulsión de César Velasco debe ser la gota que colma el vaso del bajo nivel arbitral. La RFEF debe tomar cartas sobre el asunto de cara a este final de temporada. Igual que han hecho con el fútbol, reuniendo en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas a todos los colegiados de Primera y Segunda División para analizar las últimas actuaciones en las que erraron. Incluso plantear la inclusión del VIR en la Liga de la próxima temporada.

Varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía escoltan a los colegiados al finalizar el encuentro.

Ni aficionados ni jugadores del Jaén supieron afrontar ni gestionar la frustración del encuentro. En el descanso ya obligaron a actuar a la Policía Nacional, cuando un directivo jiennense baja de la grada y se dirige al árbitro de muy malas maneras llegando incluso a amenazarlo. En ese momento los policías identifican al dirigente andaluz y se le expulsa del recinto. Se reanuda el partido con la segunda mitad. Y una vez el encuentro termina con 4-3 con victoria tudelana, los agentes tuvieron que volver a intervenir. Una parte del Jaén FS se abalanza sobre los colegiados. Desde ese momento los policías se mantienen salvaguardando la integridad de los árbitros para que no fueran agredidos. Obligando a que la autoridad acompañara a los colegiados a vestuarios. Nuevamente integrantes y/o seguidores del club andaluz vuelven a increpar a los árbitros. Finalmente, los árbitros tuvieron que ser escoltados hasta la salida de la ciudad de Tudela. “Los cántabros Sánchez Llorente y Toca Campo agradecieron enormemente la protección de los dos Policías Nacionales de la Comisaría de Tudela, sin su presencia probablemente habrían sido agredidos” declaran desde el Sindicato Unificado Policial de Navarra.

Un nuevo episodio bochornoso acapara los focos de nuestro deporte. Cada vez más alejado de viejos y nobles valores. Esperemos que la RFEF investigue lo sucedido y abra una sanción que imponga justicia y siente un precedente de cara al futuro y en vistas del poco respeto que ostentan los colegiados.

Desde Futsal Corner agradecemos al Sindicato Unificado de Policía su facilidad y predisposición para atendernos y explicarnos lo sucedido en el Ciudad de Tudela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Please reload

Espere...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.