La resaca del playoff exprés: los cuartos de final

Durante las semanas de preparación, hemos escuchado muchas voces discordantes sobre la disputa del playoff por el título de liga. Desde el esperpento hasta el solteros contra casados pasando por la expectativa de los cerrojazos ha habido críticas de todos los colores. Una vez llegamos al 40 x 20, comenzó el fútbol sala y nos olvidamos de todo. Madrecita del alma querida, ¡cómo te he echado de menos futsal!

Movistar Inter 3-1 Jaén Paraíso Interior

En este primer partido, podemos hablar de varias claves. La primera de ellas, la falta de ritmo. Era obvio que, tras un parón tan prolongado, se notaría en el regreso a la competición la pesadez de piernas. Sin embargo, ambos conjuntos dispusieron de muchas oportunidades para abrir el marcador antes de los 10 metros transformados por Carlitos.

Tras el gol, Inter se desató al verse eliminado. Supieron sufrir y rehacerse del gol inicial. La estrategia, sería la tercera clave. Les abrió las puertas de la clasificación con dos goles muy similares de saque de banda. Los jiennenses lo intentaron hasta el final, pero se toparon con la que es, posiblemente, la mejor defensa del portero jugador de la liga.

La cuarta y última, sería el compromiso de casi todos los jugadores que terminan contrato el 30 de junio en la disciplina interista. Todos, salvo Ricardinho que según parece se negó a jugar, dispusieron de bastantes minutos y rindieron a muy buen nivel. Dos de los tres goles de los madrileños los marcaron Elisandro y Bebe, que no continuarán el año que viene.

FC Barcelona 2-3 Levante UD

En este segundo partido, llegaron los fuegos artificiales. Se preveía un partido plácido para el Barça. Llegaban como grandes favoritos al título en Málaga. Y la cosa se ponía bien cuando Sergio Lozano, en un jugadón magistral adelantaba a los suyos con un zurdazo en la primera parte. Justo cuando Levante mejor plantado estaba en el partido. La ventaja se amplió en el minuto 30. Pero cuando todo parecía perdido, un penalti dio esperanzas a los valencianos. La primera clave estuvo ahí. Andreu Plaza pidió que lo revisaran cuando era un penalti bastante claro y perdió su revisión.

¿Por qué esta es una de las claves? Porque la segunda de ellas viene en la quinta falta de los culés en la segunda parte. Una falta inexistente de Adolfo. Aquí cabe aclarar que no pudo ser revisada por los propios árbitros por los supuestos en los que actúa el VIR. Pero esta quinta falta sacó del partido al Barça. A partir de ahí, se mostraron erráticos y el Levante se creció.

La tercera, y última clave, estuvo en la fe. La fe de un Levante UD que a falta de 10 segundos estaba eliminado y que siguió creyendo hasta que se obró el milagro. Quedando 3 segundos, Cecilio aprovechaba un desajuste en el balance defensivo del Barcelona para meter a su equipo en la semifinal del playoff por primera vez en su historia.

Viña Albali Valdepeñas 4-4 Osasuna Magna

Otro partido para el recuerdo. La primera parte estuvo marcada por el mayor acierto navarro. Ambos equipos llegaban, pero solo los balones de Xota acabaron en las mallas. Asier volvió a ser en esa primera parte el portero al que parece imposible marcar un gol. El 0-3 al descanso y el 0-4 nada más comenzar la segunda parte parecían presagiar una plácida clasificación de los pamplonicas. Salvo por un detalle. En frente estaba Valdepeñas. Los manchegos, que parecen tener una gran simbiosis con el ambiente del Carpena, no pueden darse por muertos hasta que suene la bocina final.

Y ahí quizá estuvo la primera clave del partido. ¿Qué pasó tras ese 0-4? ¿Se relajó Xota? ¿Valdepeñas les empujó a encerrarse? Lo cierto es que, faltando cuatro minutos, un gol en propia puerta de Bynho despertó el orgullo de los azulones. Hasta ese momento, los de David Ramos apenas habían inquietado a los navarros con el portero jugador. Pero ese gol, hizo temblar las piernas a los de Imanol Arregui.

Llegamos así a la segunda clave. Con los nervios a flor de piel Xota comete dos errores. El primero, una cesión. El segundo, ir todo el equipo a protestarla. Dani Santos se aprovecha de que el portero navarro no está en la portería y saca pese a tener a varios jugadores de Osasuna frente al balón. Terry, no perdonó y marcó el 3-4 a puerta vacía.

Si con el primer gol temblaron las piernas de los navarros, este gol les convirtió en flanes. Tanto, que a partir de ese momento el esférico solo estuvo en los pies de los navarros para pegar pelotazos y achicar agua.

La última clave estuvo, como en el cuarto de final anterior, en la fe. 0-4 abajo es un resultado que a muchos equipos les habría hecho bajar los brazos, pero no a los manchegos. Viña Albali Valdepeñas está empeñado en que a sus aficionados les crezca el cuello en señal de orgullo. Una vez más, consiguieron dar la vuelta a un marcador muy adverso a base de no dejar de intentarlo. Esta vez fue Cainan el que, faltando 4 segundos, hundió el puñal en el corazón de jugadores y aficionados de Xota que esperaban un último baile de sus guerreros.

ElPozo Murcia Costa Cálida 2-3 Palma Futsal

El último cuarto de final por disputarse, traía el partido más igualado a priori, que resultó ser el más descafeinado. Lo fue porque ElPozo no se encontró durante todo el encuentro y Palma lo aprovechó para crecerse. También, porque ante la necesidad, apareció uno de los fichajes de invierno de esta temporada para hacerse gigante. Vilela se mostró dominante sobre todo aquel que le pusieron encima. Recibía, se giraba, distribuía y disparaba a placer creando ocasiones para su equipo. Solo la mala puntería, y Fede, evitaron males mayores para ElPozo.

La primera clave de este partido, se encontró en la intensidad. ElPozo fue desbordado en lo primero que se le presupone al equipo charcutero. Los de Diego Giustozzi no supieron, o no pudieron, contrarrestar la presión defensiva rival.

La segunda, estuvo en el banquillo. Mientras Vadillo animaba a los suyos a seguir por la línea que ha marcado en las últimas temporadas, Giustozzi miraba a los suyos y les pedía que se animaran a intentar ser creativos. Les pedía esa misma creatividad que en muchas ocasiones a lo largo de estos dos años había penalizado. El argentino, además, no dio ni un solo minuto a su segundo máximo artillero de la campaña, Andresito, en lo que pareció un castigo por no continuar en la disciplina charcutera a partir del 30 de junio.

Con todo esto, las semifinales del playoff por el título de liga 19/20 están servidas. El sábado a las 12:30 se enfrentarán Movistar Inter vs Palma Futsal y a las 15:30 Viña Albali Valdepeñas vs Levante UD. Solo nos queda seguir disfrutando. ¡Viva el fútbol sala!

Imágen destacada: @RFEF

Autor: Rubén Robles Alonso (@MrRobles21 en twitter)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.