Se despide la raza celta

Se despide del club uno de los capitanes de Movistar Inter. Lo hace de una forma un tanto peculiar, tras diversos rumores sobre su futuro, saliendo al paso para despejar dudas y confirmar lo que muchos temíamos: la salida de un jugador que ha marcado una época en Movistar Inter. Se despide la «raza celta» diciendo adiós al club donde lo ha ganado todo en las últimas diez temporadas.

Pola anuncia que no continuará en Movistar Inter

Adrián Alonso Pereira «Pola» es un ala-cierre referente en el futsal español y mundial. Su camino está plagado de éxitos que vienen tras mucho trabajo detrás. El vigués empezaría desde bien joven su carrera profesional allá por la temporada 2003-2004 en el club gallego Redondela. Forjaría una trayectoria ligado al futsal gallego exceptuando la temporada 2006-2007 que la disputó en el Clipeus Nazareno.

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

Pondría fin a su etapa en tierras gallegas en Lobelle Santiago, donde se despediría entre lagrimas de la que era su casa. Se marchaba de aquel mítico Lobelle donde conquistó una Copa de España y se convirtió en internacional. Un mítico club gallego dónde estaban grandes ilustres de nuestro fútbol sala: Carlos Barrón, Alemao, Aicardo, Rafael Rato… Se marchaba a Inter Movistar en busca de conseguir títulos y consagrarse en un grande.

Pola pugnando un balón con Schumacher

Haciendo historia

Lo que le deparaba el futuro era un camino lleno de tantos éxitos que ni él mismo se podría haber imaginado. Pola se convertiría en un pilar fundamental tanto en su club como en la selección. Haría historia conquistando cinco ligas consecutivas en aquel Inter dirigido por Jesús Velasco.

A pesar de su exitosa trayectoria en Inter los comienzos no serían nada fáciles para vigués. Inter se encontraba en una reconstrucción de lo que había sido la Máquina Verde, por lo que los títulos tardarían varias temporadas en llegar. No sería hasta la temporada 2013/14 donde comenzaría el camino hacia la gloria con el club madrileño, siendo un ciclón que arrastraba los títulos que se le ponían en su camino. Comenzaba una época que algunos llamaron la Máquina Azul, en un alarde de originalidad.

La 20/21, una temporada muy rara

Pola partía esta temporada como uno de los capitanes junto a Borja por más que a él no le gustase sentirse «el capitán». La temporada pasada contó con pocos minutos debido a una lesión. A lo largo de la temporada disputó cincuenta segundos en la Copa de España y los Play-off exprés donde conquistó el título de Liga.

Esta temporada parecía que todo lo tenía de cara, tendría que asumir muchos más galones debido a todas las bajas que se acometían en Inter. Le tocaría dar un paso al frente del vestuario y ser uno de los líderes para esta nueva plantilla.

Pola recibiendo un homenaje por sus 350 partidos.

Desafortunadamente, volvía a caer en otra lesión que le lleva privando de disputar minutos durante la temporada. Se vio en la Copa de España donde no disputó ni un solo minuto. Esta situación con las lesiones ha llevado a Inter a tomar la decisión de no renovarle pese a haber sido nombrado capitán y haber cumplido el partido número 350 con el club.

Em esta temporada está siendo uno de los líderes como así se ele exigía, pero lo está siendo en la sombra debido a las lesiones que tanto le llevan lastrando en las últimas temporadas.

Jugador universal

En este Movistar Inter plagado de estrellas Pola quizás no sería uno de los jugadores más destacados del equipo pero si el jugador que tanto Velasco como Tino siempre han utilizado. Es ese jugador universal que te puede jugar de cierre para que te seque a un pívot como Ferrao, de ala para que asista a los pivots y con su 1v1 consiga sumar goles así como en la defensa del portero-jugador dónde es uno de los mejores defensores del mundo. En definitiva es el jugador que todo entrenador quiere para su equipo ya que además, es un jugador muy disciplinado. Una persona que sabe el rol que tiene que asumir en cada momento de la temporada.

Pola celebrando un gol ante Kazajistán en las semifinales del europeo de 2018

A priori no es el jugador más talentoso de un equipo, ni el que sale en todos los highlights pero si es uno de los jugadores más completos que han pisado un 40×20. Un jugador que es capaz de potenciar muchos sus virtudes y ocultar sus defectos.

Pese a su posición, mayormente desempeñándose en tareas defensivas, ha logrado firmar verdaderas obras de arte dejando a porteros tirados por el suelo y marcando goles desde campo propio a nada más y nada menos que a porteros como Paco Sedano. Ser un jugador tan inteligente en la pista te lleva a conseguir grandes cosas sin que estas cuenten a priori dentro de tus «características»

Trayectoria

En el año 2011 Pola solo contaba con el título de Copa de España conseguido con Lobelle. Una conquista suprema para un club modesto, por otra parte. A raíz de su llegada al club madrileño empezaría a llenar las vitrinas tanto de Inter como de la selección. Este es el impresionante palmarés desde aquel 2011 hasta la actualidad, con la duda de qué pasará en lo que resta en la temporada 20/21:

  • 6 Ligas
  • 4 Copas de España
  • 5 Supercopas de España
  • 1 Copa del Rey
  • 2 Uefa Futsal
Pola levantando la Uefa Futsal Champions League

Eso sería lo que conseguía con Inter, con España cosechó también:

  • 1 Europeo Sub’21 (2007)
  • 1 Europeo absoluto (2016)

Ha conquistado todos los títulos posibles, tan solo le falta por conquistar un Mundial. A nivel individual también consiguió ser nombrado como tercer mejor jugador de los premios Futsal Planet y mejor ala de la LNFS.

Un guerrero incansable

Nadie le regaló nada a Pola, todo lo que consiguió se lo ganó el en la pista. Lo que mejor le define no son los títulos individuales ni los colectivos. Le define todo el trabajo que realiza. Profesional como la copa de un pino, que lucha cada día por minutos como si estuviese empezando en esto.

Jugador que ha sabido sobreponerse a las lesiones y volver más fuerte que nunca. ¿Qué no juega? No le importa, está aportando desde el banquillo como un «loco» animando a sus compañeros. Este tipo de jugador son los que quieres siempre tener en un vestuario, pero Pola solo hay uno.

Esa sinergia de estar en un club que te exige dar tu máximo nivel para seguir estando ahí y el exigirse a el mismo dar el máximo a si mismo le ha llevado a alcanzar todos los logros que ha cosechado.

Siempre apareció en todos los partidos decisivos en los que Inter se jugaba títulos, estos choques lejos de superarle la presión eran los que más le motivaban. Siempre aportaba en las grandes citas ya fuese con goles, asistencias o defendiendo como nadie.

Pola celebrando un gol con la selección española

Pocos jugadores quedan que den la cara por su club. Cuando la pasada temporada había todo el revuelo que había en Inter con las marchas de Gadeia, Ricardinho, Ortiz…Y se menospreciaba a los jugadores que llegaban, Pola defendía a su club haciendo hincapié en la valía de los recién llegados.

Confiaba a muerte en los recién llegados, de manera que aspiraban a todo pese a que nadie les diese por favoritos. No le ha faltado razón, ya se ha visto demostrado en la Copa de España del WiZink, primer título en juego y primer título para este «nuevo» equipo.

Ejemplo a seguir

Lo de Pola va más allá de los títulos que haya obtenido. Es un ejemplo de deportista a seguir para los más jóvenes. Un jugador con la filosofía de cuando juega menos minutos entrenar más fuerte para tener oportunidades en vez de resignarse. Ha tenido mala suerte estas últimas temporadas con las lesiones pero aún así nunca bajó los brazos y esto le hizo volver más fuerte.

Pola pugnando un balón con Ferrao

Nunca se le vio un mal gesto con un compañero, con un entrenador, ni con ningún aficionado. Esa «raza celta» que tiene como apodo es la mejor definición de su juego. Garra, entrega, sacrificio, compromiso, liderazgo… Son los valores que mejor definen al «guerrero vigués». Estamos hablando de toda una institución en el mundo del fútbol sala

Humildad

Un deportista de élite que compite al máximo nivel pero que tiene los pies en la tierra sabiendo que algún día se acabará su carrera en el deporte. Por lo que ha compaginando el deporte de alta competición con el mundo académico para así poder acabar sus estudios con todo el sacrificio que eso conlleva.

Esta humildad se ve reflejada en que aún siendo el icono que es, la temporada pasada ayudó a varios compañeros en la búsqueda de sus viviendas para esta temporada.

Para resumir la humildad de Pola me permito el lujo de contar una pequeña anécdota: La temporada pasada tras el parón por el covid, en Futsal Corner realizamos un programa especial acerca de Inter en el que estaban él, Borja y Alex González. Servidor estaba muerto de vergüenza porque no todos los días se tiene la oportunidad de hablar con jugadores de esta talla. Pola me «quitó» esos nervios cuando nada más verme, antes de empezar a grabar y sin haber hablado nunca conmigo, lo primero que me soltó fue: «¿No te han dicho nunca que te pareces a Marron?». Las risas que sucedieron me ayudaron a relajarme. Y es que así es Pola, siempre pendiente de los demás.

Hasta pronto

Esto no es un final sino un hasta luego. Aún tenemos la suerte de poder disfrutar en estos tres meses de Pola vistiendo de interista. Tres meses en los que Inter aún tiene por delante grandes retos como la Final Four de la Copa del Rey, Final Eight de la UEFA Futsal Champions League, Supercopa de España y los playoffs por el título de la Liga.

Lo mejor para los aficionados interistas es que aún quedan tres meses para poder disfrutar de Pola como jugador de Movistar Inter pugnando por todos los títulos. Esto tan solo es un punto y aparte en su carrera ya que estoy convencido de al equipo que marche, disfrutara del fútbol sala.

Aunque no se consiguiese ganar ningún título en lo que queda de temporada, Pola se despedirá habiendo conseguido la Copa de España del Wizink. Conociendo su ambición esto para el no es suficiente y querrá despedirse por la puerta grande.

Pola levantando la Copa de España

La imagen del WiZink Center levantando la Copa de España con esa rabia que tanto le caracteriza, con esa sensación de que por mucho de que se dijese que Inter no ganaría nada, lo volvieron a hacer.

Pese a no disputar ni un minuto, tuvimos la fortuna de que el «micro-ambiente» estaba colocado justo donde estaba ubicado el en el banquillo y era una delicia para los oídos poder escuchar como animaba en todo momento a sus compañeros. Eso es el deporte al fin y al cabo, asumir tu rol.

Gracias por todo

Para ir acabando tan solo solo me queda darte las gracias por todo lo que has hecho por el fútbol sala. No se que te deparará el futuro solo se que allá dónde vayas el corazón de los interistas irá contigo. Gracias por llenar la mente de tantísimas personas de miles de recuerdos bonitos tanto con Movistar Inter como con la Selección. Gracias por tu entrega, sacrificio y compromiso con el escudo que defendías en cada momento

Eres el ejemplo a seguir para las nuevas generaciones que se empiezan dedicar al fútbol sala, un espejo donde poder mirarse orgulloso para aspirar a ser un gran jugador. Por jugadores como Pola se crea la afición a este deporte. Ya no es solo lo que representa para el club en el que está sino por el respeto que transmite hacia los rivales. Por eso las muestras de cariño no han parado de llegar desde todos los puntos del fútbol sala español. Marcha un referente su legado es lo queda.

Imágenes de archivo.

Autor: Jesús Sánchez (twitter: JSG_1998)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.