Copa de España 2021: Las claves de los equipos

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

Arranca una nueva edición de la Copa de España, la segunda bajo el mandato de la RFEF y la primera marcada realmente por la COVID19, después de que Málaga’20 se disputase con normalidad mientras el virus se expandía silencioso entre nosotros. Esto ha imposibilitado el desplazamiento de las aficiones (prohibición de viajar entre comunidades autónomas) y limitará un recinto como el WiZink Center a apenas 1.500 localidades. Es turno de los equipos y demostrar que, sin el apoyo de los suyos, también pueden darnos un gran espectáculo.

Las claves de la Copa

Más allá de jugadores clave, a los que analizamos en este artículo, vamos con los motivos que hacen creer a cada uno de los ocho equipos que pueden conquistar el título.

  • Movistar Inter y el hambre por conquistar títulos en una plantilla nueva. El equipo modelado por Tino Pérez se construye a base de juventud y hambre. Un equipo que muerde en primera línea, que propone partidos de alta intensidad y que ha demostrado que quiere ser un aspirante a todo. Los “años de transición” no van con el equipo telefónico, y si encuentra la puntería que le ha faltado en ciertos momentos de la temporada, es un candidato muy claro a la victoria final.
  • La necesidad de Palma, Levante y Cartagena por confirmar su buena temporada. Llevamos hablando muy bien del trío de cabeza ―y con todo merecimiento― desde casi la jornada inaugural. Tres equipos alternándose en la cabeza, con proyectos estables y plantillas muy amplias. En los banquillos, tres arquitectos con mentalidades muy distintas, pero con un denominador común: la necesidad de ganar un título que les confirme. Si después de una temporada en la que se les cubre de halagos, caen a las primeras de cambio, ¿volverán los fantasmas de cara al último tramo de la temporada?
  • Barça o ElPozo, fuera a las primeras de cambio. La presión añadida corre a cuenta de dos equipos que se conocen de sobra, que se han enfrentado decenas de veces en los últimos años, siempre con victoria final para los culés. Quizá por eso pueda parecer que una hipotética derrota en el seno charcutero duela menos, pero el proyecto Giustozzi necesita títulos o, al menos, acumular finales. Caer en cuartos de final sería un palo en la rueda del proyecto murciano demasiado importante. ¿Y Barça? ¿Se imaginan que sería caer a las primeras de cambio en un club donde nadie, desde Txus Lahoz al propio Andreu Plaza y la plantilla, tienen garantizado su puesto para el año que viene?
  • El año de transición para Valdepeñas. Para un club que disputa su tercera temporada en Primera, estar asentado en el top-8 debería ser motivo de orgullo y suficiente aliciente para soñar con las cotas más altas. Pero la exigencia que se ha impuesto desde fuera es tan elevada que David Ramos ha tenido que recordar ―y no en una o dos ocasiones sueltas― que el éxito del equipo es innegable, y que hay que poner en perspectiva las dos finales del año pasado, para que se conviertan en un aliciente y no en una losa. La presión de no caer eliminado en el primer partido puede ser determinante para un club que exige lo máximo a una plantilla construida para ganar.
  • Fútbol Emotion Zaragoza, el único que no tiene nada que perder. Pese a los dos triunfos de Jaén (2015 y 2018), la tónica en la última década es dar por grandes favoritos a Inter y Barça, con ElPozo un pasito por detrás. Luego se habla de un puñado de outsiders que a veces cumplen, como en el mencionado caso de Jaén, pero otras veces nos quedábamos con las ganas de ver a los Ribera, Burela o Xota de turno levantar el título. El año pasado volvimos a vivirlo con Valdepeñas. Este año, sin embargo, hay siete plantillas con potencial para conquistar el título sin que resulte excesivamente sorprendente. ¿Y Fútbol Emotion Zaragoza? Nadie cuenta con ellos, son los únicos que realmente van de tapados y saltarán a la pista sin la presión del resto de equipos. Ya la liaron hace tres años en el mismo escenario a todo un FC Barcelona, y cerca estuvo de alcanzar la final. ¿Seguro que este año es imposible que haya un campeón por sorpresa?
  • El descanso de los clubes que juegan el jueves. Cartagena o Valdepeñas podrían presentarse en la final (domingo a las 20:45) habiendo disputado dos partidos en las anteriores 74 horas. Por el contrario, Barça o ElPozo lo harían (de llegar alguno de los dos a la final) tras haber jugado ambos partidos en apenas 45 horas. Un día entero de descanso para los equipos que debutan el primero día, y ocho horas de diferencia entre una semifinal y otra. En un torneo corto donde la explosividad puede marcar la diferencia, habrá que estar muy atentos al estado físico de los finalistas.

(c) Foto: RFEF.

Autor: Dani López (twitter: @danifutsal6)

Anuncio

Banner de KratosShop

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.