Datos y curiosidades de la Copa de España 2024

Llega la 35ª Edición de la Copa de España de Fútbol Sala, el evento que todo futsalero espera. Si buscabas una previa tradicional, busca aquí. Aquí hablaremos del torneo desde otra perspectiva. Un torneo que, aunque la mayoría no lo recuerden, pasó por muchos formatos e incluso un cambio de nomenclatura. El torneo, nacido a la par que la primera liga bajo el sello LNFS, comenzó llamándose Copa de la Liga Nacional de Fútbol Sala y la disputaron en su primera ronda los 30 equipos que componían la entonces denominada División de Honor.

Una primera edición que daría por sí sola para un artículo: Saunier-Duval Cruznova se clasificó en la segunda ronda porque su rival, Avilés, se negó a disputar la prórroga; Industrias García (ante L’Hospitalet) y La Bañeza Hotachy (ante Dulma Astorga) fueron descalificados por disturbios, bien en la grada, bien entre los propios jugadores; Bazar Sport y Algón renunciaron en la última ronda a participar… para acabar con dos liguillas de cuatro equipos en las que Interviú Lloyd’s y Keralite Macer (o lo que es lo mismo, Inter y Playas de Castellón) conquistarían sus grupos, siendo los madrileños los que inscribirían su nombre en el torneo por primera vez, al imponerse por 6-4 en la final. Una plantilla con jugadores míticos como Jesús Clavería, Carosini, Julián, De la Torre o Agustín, dirigidos en el banquillo por el no menos mítico y añorado Manuel Saorín.

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

Fue el primer título para un equipo que sigue siendo el máximo ganador del torneo, con once entorchados. Detrás de él, aparece fulgurante Barça con seis (todos en los últimos 14 años), seguido de ElPozo con cuatro, uno más que el extinto Caja Segovia y el vigente campeón, Jaén Paraíso Interior. De sobra conocido es el récord de Caja Segovia, cuyos tres títulos consiguieron consecutivamente entre 1998 y 2000, solo igualados por el Barça de Marc Carmona entre 2011 y 2013. ¿Qué otras cifras y curiosidades nos deja el torneo?

Un histórico (no tan) variado

Pese a que estamos en 2024, solo seis equipos han conseguido alzarse con el título en siglo actual, y entre dos de ellos suman 15 de 23. Inter (9), Barça (6), ElPozo (3), Jaén (3), Lobelle Santiago (1) y Valencia Vijusa (1) son los únicos que saben lo que es levantar la copa. Podría parecer mucha variedad, pero no tanto si consideramos que también hubo seis campeones diferentes…en las primeras ocho ediciones del torneo: Inter, Caja Toledo, Marsanz Torrejón, Sego Zaragoza, ElPozo Murcia y Maspalomas Sol de Europa.

Si nos fijamos solo en los últimos quince años, el dato se reduce a cuatro: Barça (6), Inter (5), Jaén (3) y ElPozo (1). Quizá así se aprecie en su medida justa la proeza de los jienenses, capaces de mantener el ritmo a dos gigantes y situarse en apenas una década en el top-5 del torneo, por delante de históricos como Marsanz (2), Caja Toledo o Lobelle (1), y no hablemos ya de Playas de Castellón, quien ostenta el dudoso récord de haber participado en más finales (4) sin alcanzar nunca el título. Las cuatro, además, ante el mismo rival: Inter.

Los que más (o los que menos)

Y es que, si el récord negativo de Playas de Castellón parece difícil de superar, hay equipos como ElPozo, que ocupan un lugar tanto en el cuadro de honor ―tercero en el palmarés―, como de “dudoso” honor. Y es que los charcuteros son el equipo que más finales han perdido (11), siete de ellas de forma consecutiva, tras el título de 2010. Le sigue en este peculiar podio un Inter que ha caído en seis finales, lo que da un total de 17 finales disputadas, dos más que los murcianos. Obviamente, los ElPozo-Inter son la final más repetida del torneo con hasta seis encuentros, pero no tan lejos del segundo puesto como cabría esperar, y es que hasta cuatro de los seis títulos culés, han sido alzados frente a los murcianos.

En el otro lado de la balanza tenemos a Jaén, con sus tres títulos en siete participaciones, el que mejor ratio de éxito tiene entre todos los que han disputado al menos cinco veces el torneo. Barça, con los ya mencionados seis títulos en los últimos 14 años, obtiene el mismo promedio de victoria (42’8%), pero recordemos que los culés participaron en los años 90 en varias ocasiones, lo que les baja un escalón respecto al equipo de Dani Rodríguez. Sin ir más lejos, sus dos primeras participaciones (1991 y 1992) se saldaron con derrotas en semifinales y cuartos ante el mismo rival: Caja Toledo.

Otro que atraviesa una gran racha de participación es Mallorca Palma Futsal, que ostenta varios registros curiosos. El más evidente y que controla cualquiera, el de sus duelos con Movistar Inter, hasta siete si contamos el de esta próxima edición, seis de ellas en cuartos de final, y todos saldados con victoria interista: 2016 (0-8), 2018 (1-4), 2019 (2-3), 2020 (0-1), 2021 (3-3 y 2-4 por penaltis) y 2022 (4-5), siendo el de 2018 el único duelo de semifinales que ha disputado el equipo de Antonio Vadillo. En el resto de sus participaciones, solo ha conocido otros tres rivales: dos veces ElPozo Murcia en cuartos (con derrota por 4-1 en 2017 y victoria 2-1 en 2018), y una tanto Barça (cuando aún era Fisiomedia Manacor) en 2011 y otra Jaén Paraíso Interior, en 2023, donde cayó por penaltis. Como se ve, el sorteo no es muy original con los mallorquines.

El debutante de (casi) siempre

Aunque ya hemos dicho que hay pocas sorpresas en los campeones del siglo XXI, sí que podemos contar con debutantes de forma habitual. Esa octava plaza que suele bailar de un año a otro, a la que se apuntan diversos equipos que aprovechan una buena plantilla, una conjunción astral o una primera vuelta por encima de lo esperado, para colarse en la gran fiesta del futsal.

Salvando casos como el de Levante UD FS, sección del equipo de fútbol afincado en la ciudad de Valencia, la mayoría suelen ser de poblaciones pequeñas, lo que le otorga al hito un aura especial. Este año encontramos a Quesos El Hidalgo Manzanares, con sus 17.500 habitantes aproximadamente, con la ilusión de participar en la Copa, deseando no sufrir el destino de otros debutantes en la historia reciente, como en su día Palma Futsal (aún bajo la denominación Fisiomedia Manacor, perdió 0-6 contra Barça), Montesinos Jumilla (25.500 habitantes) que cayó derrotado en 2014 por 8-1 contra Santiago Futsal, o UMA Antequera (0-6 contra Inter en 2023) con sus 41.000 habitantes.

Aunque también puede aferrarse a que, cuanto más pequeña es la población, parecen aumentar las opciones de victoria (dato random y fuera de contexto que sirve de excusa para hilar este párrafo). Y si no, que se lo digan a los dos equipos con menos habitantes que han participado en la historia reciente de la Copa de España: Pescados Rubén Burela (9.500 habitantes), quien debutó frente a Inter con victoria in extremis por 1-2, o Peñíscola RehabMedic (7.900) que a punto estuvo de dar la campanada ante Jaén Paraíso Interior (perdió por 2 a 3) en 2017.

Goles, goles y más (y menos) goles

Veamos algunos de los números más curiosos en cuanto a la que, dicen, es la salsa del asunto: los goles.

5: empezaremos con el número mágico del fútbol sala, ese cinco que referencia no solo al número de jugadores en pista, sino que envuelve todo lo que nos rodea; y es que, en las 34 ediciones disputadas, cinco se han tenido que resolver en la final por penaltis, siendo la de 2017 la más larga (9-8) ganada por Inter a ElPozo. Cinco goles es también la mayor diferencia vivida en una final, la reciente de 2021, en la que Movistar Inter se impuso a Barça por 6-1. Y cinco es el número máximo de goles anotados por un equipo en la final, sin ganarla. Le sucedió a Marsanz en 1991 (frente a Caja Toledo) y a ElPozo Murcia en 2002 (frente a Valencia Vijusa). En ambos casos cayeron en el último partido por 6-5.

9: los cuartos de final con menos goles anotados en la historia lo vivimos hace muy poco, en Málaga 2020. Solo se cantó un gol en dos partidos (victorias 1-0 de Inter a Palma y de Valdepeñas a Jaén), tres en el ElPozo-Levante (2-1 para los charcuteros) y cuatro en el Barça-Xota (3-1 para los culés).

12: más goles que en los citados cuartos hubo en un solo partido, la final con más tantos de la historia; se produjo en 2007 en un Clásico, resuelto por 8-4 a favor de Inter Movistar. Como no podía ser de otra manera, esos ocho goles a favor es también la anotación más alta jamás vista por un finalista.

14: y del que menos, al que más; el cuarto de final más goleador de la historia fue un Maspalomas-Marsanz que acabó 7-7 y que se llevaron los torrejoneros por penaltis. Que por lo visto, 14 tantos en el tiempo reglamentario les parecieron pocos…

27: nada menos que 27 veces se gritó gol en las semifinales de Cáceres’92, un registro impensable hoy día, y eso que en uno de los dos partidos apenas se cantaron cuatro: Redislogar Cotransa venció por 1-3 a Sego Zaragoza. Los otros 23 cayeron en el inolvidable Pennzoil Marsanz 13-10 Caja Toledo, récord absoluto de goles en un partido copero.

Irónicamente, la segunda semifinal más goleadora de la historia fue en Segovia’98, con 22 goles: Caja Segovia ganó 5-3 a ElPozo Murcia, mientras que Inter y CLM Talavera empataron a siete. ¿Irónico porqué?, se preguntarán. Porque tras esos 22 tantos en dos partidos, la final se resolvió para los segovianos por 1-0 a CLM Talavera, siendo ésta la única vez en la historia que se ha anotado un único tanto y la única final de la historia donde un equipo se quedó sin anotar.

35: si solo se cantaron nueve goles en Málaga’20, la cercana Córdoba vivió la situación inversa; hasta 35 goles se anotaron en los cuartos de final en 2003, una media de casi nueve tantos por partido: Miró Martorell 6-4 URJC Móstoles, Gervasport Boadilla 2-6 ElPozo Murcia, Playas de Castellón 8-4 Carnicer Autoexpert, y Valencia Vijusa 0-5 Boomerang Interviú hicieron de los primeros días un verdadero festín.

Autor: Dani López (@danifutsal6)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please reload

Espere...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.