De reglas, reformas y atractividad del fútbol sala

El debate sobre las reglas del futsal se expande constantemente, catalizando la atención de más y más periodistas y entusiastas de la disciplina hasta involucrar a los jugadores y (como mencioné al principio) a los entrenadores. Algunos intentaron llevar a cabo una especie de revolución reguladora para influir las acciones de los máximos responsables del futsal ante la FIFA, en primer lugar Jaime Yarza, el jefe organizativo de las competiciones mundiales.

Jaime Yarza, en una entrevista con Pasiòn Futsal, declarò que el Comité del Futsal FIFA estaba trabajando sobre un cambio de reglas, generando reacciones diferentes.

Los problemas de atractividad del deporte no se deben a la naturaleza de la disciplina. El futsal tiene un enorme potencial, pero también una regulación que parece estar anclada en las lógicas pasadas. Esta efetctivamente no coincide con la idea de progreso en la que debería basarse su camino. Aunque ya hemos conocido una primera evolución, a partir del cambio de normas que nos unían posesivamente al fútbol, una ulterior mejora metodológica sigue siendo necesaria.

¿Dónde comenzar a dar los primeros pasos? Personalmente, he identificado algunas reglas que podrían alentar al fútbol sala a emerger como una forma de arte unica y siempre menos dependiente de las logicas futbolísticas.

El rol del portero

Las principales críticas se han centrado en el rol del portero. Las situaciones màs contestadas son dos: el utilizo de la «granada» y el abuso del Portero Jugador. En la mayoría de los casos, estos comodines causan una desaceleración del partido, que se convierte en inmovilidad y aburrimiento percibido inmediatamente por los espectadores. Además, está obvio cómo, muchas veces, los actores presentes se ven incapaces de expresar todo sus potenciales. Por estas razones, propondría algunas variaciones de las reglas actuales:

  • Portero Jugador | Una limitación de su (ab)uso no significaría reducir su libertad de acción. Yo pondría un numero límite tanto en las utilizaciones durante el partido cuanto en los jugadores que podrán ser añadidos como tales en las listas: 3 por cada equipo. El PJ tendrá que ser pedido al arbitro por los entrenadores, así que podrán utilizarlo. Cuando la acción termina, también termina la fase PJ del equipo; si el PJ es un jugador (no un portero), al final de la acción tendrá que ser substituido (con un portero, obviamente). Pero es de considerarse PJ también el portero que supera la mitad de cancha con la pelota en un contraataque individual. Una novedad absoluta pero muy útil en este caso será una regla del baloncesto: el «Campo atrás». Cuando un equipo está en fase PJ, no podrán volver en pista trasera con la pelota.
Ejemplos de campo atràs en el baloncesto. | Video: blogdebaloncesto (YouTube)
  • Posesiòn | Paralelamente al PJ, es necesario revisar otra especifica situación de juego. Esta, se articula en cuando el portero juega con los pies y cuando juega con las manos. En mi opinión, la cuenta de los segundos complica la vida a los árbitros, los cuales tendrán más facilidad en el contar los toques permitidos. Es decir que los segundos serán substituidos por otro numero límite. Mientras que el portero puede jugar la pelota con toques libres en su propia área y en pista delantera, en el espacio intermedio tendrá un límite de 2 toques. Se puede pasar libremente la pelota al portero solo cuando está en su propia área o en la pista delantera. Además, inspirándome por una regla de la LNFS de los ’90, se podrán hacer pases ilimitables al portero en las zonas en las que puede tocar libremente la pelota. Refiriéndome a las manos, el saque de meta tendrá una sola modificación: la pelota debe tocar por primera la pista trasera antes de superar la mitad de cancha.

Otras revisiones

Limitarse al rol del portero es absolutamente reductivo. Aunque este tema es el más debatido, no debería ser el único. Hay tambièn situaciones «secundarias» a partir de las cuales, sin embargo, sería posible desarrollar reglas significativas. Identifiqué tres más:

  • Penaltis y empates | Los dos elementos del juego más sobrevalorados, triviales e inútiles. Aquí también, por un lado, me gustaría añadir una regla similar a la del baloncesto: 2 tiros libres en lugar del penalti y cuando la sexta falta se comete en el área del portero. Por otro lado, un poco de imaginación: si el resultado está empatado, el partido continúa, en un primer momento, por otros 5 minutos, con un jugador menos cada equipo (4v4) y con la regla de Gol de Oro; luego, con la secuencia de 3 tiros libres por equipo. El botín se dividirá: 2 puntos para los ganadores y 1 punto para los derrotados entre tiempo extra y secuencia de tiros libres.
Un ejemplo de prórroga alternativa ya existe en la Futsal-Liiga de Finlandia: con resultado empatado, se disputarà una secuencia de penaltis para decidir el equipo ganador.
  • Tiempos | ¿Por qué no adoptar a los cuatro cuartos? Tal vez tomemos el ejemplo de Rusia, donde por razones logísticas hay 2 tiempos de 25 minutos. Nunca ha sido un problema para ellos, ¿porqué debería serlo para todos los demás? Cuatro cuartos de 12 minutos cada uno, como en la NBA. Además, se podrían aumentar, por un lado, los tiempos muertos disponibles para los entrenadores (de 2 + 2 a 5) y, por otro, la cuenta de segundos de 4 a 5 cuando hay saques de meta, saques de banda e otras situaciones con balon parado. Los propios jugadores se beneficiarían también y los àrbitros evitarían cuentas demasiado rígidas o elásticas.
  • VAR | Mi parte favorita, sin duda. Cuando uno piensa en el progreso, necesariamente debe ingresar al campo de la innovación tecnológica. A diferencia de la horrible norma vigente en el fútbol, ​​sería más útil, siempre en términos de lealtad deportiva, mirar hacia el mundo del voleibol. Se llama «Video Check»: se pide al árbitro de revisar una acción considerada dudosa por el equipo que solicita la intervención (al final de la misma, dentro de un período de tiempo limitado); los entrenadores pueden usarlos para un cierto número límite. Aquí, copiaré esta regla tal como está. Cada entrenador tendrá sólo 3 solicitaciones para todo el partido, utilizables dentro de los 5 segundos posteriores al final de la acción que desea verificar. El árbitro tendrá que consultarse con su asistente video, tomando una decisión final lo antes posible después de que apruebe la solicitud del entrenador.

Nota final

Advertencia: estas son propuestas personales. Soy fanático como muchos de vosotros. No tengo el orgullo típico de quien pertenece a los pisos superiores: creer en saber cómo resolver situaciones complicadas de una manera simplista. Un clásico de aquellos que muestran total desinterés. Por este motivo, os pidos que os unáis al debate, propongáis nuevas ideas o que revisáis las existentes. Estamos seguros de que lo haréis por el bien de nuestro deporte.

Imagen destacada vía fifa.com

Autor: Valerio Scalabrelli (@ScalabroFS)

One thought on “De reglas, reformas y atractividad del fútbol sala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.