Inter-Barça: las claves de la Supercopa

Volvió el fútbol sala al WiZink Center 18 días después de apagar las luces. Lo hizo con los mismos rivales y con otro título en juego. Y de nuevo la victoria fue para Inter, que le endosó otra vez seis goles a Barça. Esta vez fue mucho más sufrido, en un partido que iba 4-4 a falta de tres minutos y medio para el final. ¿Qué conclusiones podemos sacar de un partido que debió disputarse en septiembre, entre semana y en un momento donde los equipos están concentrados en los títulos más importantes? Vamos a ello.

El “Proyecto Barça” se tambalea después de un gran 2020

Los culés cayeron en los playoffs express en cuartos de final. La remontada de Levante pilló a los jugadores por sorpresa, que se relajaron con ventaja en el marcador, y se quedaron sin opciones al título a las primeras de cambio. Sin embargo, la Copa de España conquistada en marzo se aderezó en octubre con la tercera Champions (total) y en diciembre con la tercera Copa del Rey (consecutiva). Unido a la Supercopa del lejano septiembre de 2019, dejaba a los culés una temporada con cuatro títulos, incluido el premio gordo.

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

Aquello tapó un mal inicio de Liga, pero las derrotas en Copa de España y Supercopa ante Movistar Inter, un equipo en reconstrucción, unido a la derrota en Copa del Rey ante Industrias, deja a los culés con solo dos opciones: Liga y Champions. Son las dos balas principales, por lo que todavía podríamos calificar al año como excelente. Un arma de doble filo; usando un símil circense, son un funambulista que se ha quedado sin red de seguridad, aún se mantiene sobre la cuerda y llevarse la ovación del público, pero si tropieza…

En Inter todo son buenas noticias, pero cuidado…

Porque hay varios peligros en el equipo torrejonero. Solo hace falta darse un paseo por las RRSS para notar que el mundo del fútbol sala se deshace en elogios hacia ellos. Y esto, si no tienes la cabeza muy bien amueblada, puede jugar en tu contra. Es fácil motivarte y salir a comerte al rival cuando todos te dan por derrotado, cuando te dicen una y otra vez no ya que eres peor que Barça, sino que hay hasta cuatro equipos que te han pasado (por plantilla) por la derecha. Pero ¿qué sucede si todos alaban tus virtudes y te dicen que eres el mejor? ¿Hay riesgo de relajación? Tino Pérez ha demostrado conocer muy bien a su plantilla, por lo que cabe esperar que ya haya advertido este posible peligro y lo vaya a trabajar.

Por otro lado, el desgaste físico es brutal, y queda todavía lo más importante: Liga y Champions. A eso hay que sumarle las lesiones que han sufrido durante la temporada, los problemas físicos de Pito que le impidieron jugar en la segunda parte de la Supercopa… El problema es que el calendario no da tregua. En menos de dos semanas tendrán que viajar hasta Croacia para disputar la Final Eight de la UEFA Futsal Champions League: si se llega a la final, serán tres partidos en seis días. Después volverán a España y en nada tendrán que concentrarse de nuevo para la Copa del Rey: nuevamente, dos partidos en tres días (en caso de alcanzar la final) y sin respiro, los playoffs, con un formato clásico en el que puedes jugar hasta 11 partidos en menos de un mes. Mucha tralla para una plantilla joven pero que puede acusar las apreturas del calendario.

Los nombres propios: Eric Martel y Óscar de la Faya

Si a algo se pueden aferrar los blaugranas es a la aparición prodigiosa de Óscar de la Faya, portero del filial que demostró tener nivel para algo más que alternar titularidades con el segundo equipo con entrenamientos con los “mayores”. El madrileño presentó su candidatura en una plaza grande, contra el peor rival posible. La derrota duele, pero menos cuando tienes 20 años y tu nombre está en la boca de todos.

En el bando contrario, el que se doctoró es Eric Martel. El catalán había demostrado en su etapa de Xota ser un grandísimo jugador, pero su inicio de temporada no era todo lo bueno que cabía esperar: en ocasiones se le ha notado algún mal gesto, ha tenido más días grises que luminosos y se le notaba que estaba necesitado de un gran partido que le subiese la moral. Lo consiguió en la final de la Copa de España y lo refrendó en la Supercopa, con un doblete y asistencia que le valió el título de MVP.

Fotos: @MrRobles21

Autor: Dani López (twitter: @danifutsal6)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.