Lo más destacado del año 2022

Acaba el año y como es habitual, nuestras redes sociales se llenan de rankings con lo más destacado de este 2022 que se nos acaba. En Futsal Corner te traemos lo más destacado ―no siempre positivamente―, del año futsalero.

Amandinha: llegó la reina

La noticia se venía barruntando desde el verano anterior: Amandinha, ganadora siete veces del premio que otorga Futsal Planet a la mejor jugadora del mundo ―que se convertirían en ocho este año―, podía venir a España. Y en invierno se hizo oficial. Torreblanca Melilla, que había visto en aquel verano cómo se marchaba Emilly Marcondes, necesitaba un recambio de altura. Así, la jugadora anunciaba el día de Navidad de 2021 en su Instagram que “la espera había terminado”. Ponía fin a 11 temporadas en Brasil. Dejaba atrás su equipo, Leoas da Serra, y un legado único: 161 partidos, 157 goles y 23 títulos. Su llegada en enero supuso un bombazo mediático para el futsal femenino, que alcanzó unas cuotas de protagonismo nunca vistas antes. Pero si en lo mediático no tuvo rival, tampoco le fue mal en lo deportivo: el equipo escaló ocho plazas en la clasificación para entrar sobre la bocina en los playoffs, instalando definitivamente a Torreblanca en la élite.

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

El crecimiento mediático de Torreblanca Melilla en números

Un (nuevo) batacazo de España masculina

La Selección no atravesaba su mejor momento. La eliminación en los cuartos del Mundial de Lituania (septiembre de 2021) aún estaban calientes. Y aunque todos conveníamos en que apenas había tiempo para cambiar mucho, el ser humano tiende a la fe, y esperábamos una mejora en la Euro de Países Bajos. Tras una fase de grupos con altibajos (2-2 ante Azerbaiyán y 0-8 ante la Georgia brasileña) y unos cuartos de trámite (5-1 ante Eslovaquia), nuestra Euro comenzaba realmente en semifinales, donde esperaba nuestra bestia negra reciente: Portugal, verdugo en la Euro’18 y Mundial’21. La selección de Jorge Braz nos arrebataría la tercera posibilidad de título consecutiva. Y lo hizo como más duele: remontando ante una España que se iba ganando 0-2 al descanso. Lo peor, incluso por encima de la derrota, fueron los gestos de impotencia, las frases de desánimo y una sensación de que no había manera de meterle mano al nuevo dominador del futsal mundial.

La Copa de España del VIR, las dos celebraciones y una rajada histórica

No estaba siendo una Copa de España para el recuerdo: partidos intensos, con resultados igualados, pero sin un jugador que dominase o una jugada que viralizar. De hecho, ni siquiera la final estaba teniendo mucha miga. Servidor, que de gafes entiende un rato, dijo lo siguiente en torno al minuto 30 de la final:

Lo que pasó a continuación es historia. Porque el partido se rompió a solo cuatro minutos del final, obligado por un ElPozo que necesitaba un título como el aire que respira. Rafa Santos y Taynan le daban la vuelta en un minuto, Barça respondía con el 5v4 y, con 2-2, nos íbamos a la prórroga. Un gol para cada equipo y a los seis metros. El Barça acabaría llevándose la sexta Copa de su historia, pero lo más relevante no fue eso, sino lo que vino después en rueda de prensa.

“Es el mayor escándalo en la historia de este deporte”. Así arrancó Giustozzi una rajada que todos los que estábamos en los pasillos del Olivo Arena esperábamos. Diego caminaba de un lado a otro, esperando que el representante de la RFEF le diese paso a la sala. Nadie olvida todo lo que vino a continuación. Como tampoco podremos olvidar los 15 partidos que le cayeron a Taynan por agredir al árbitro, la celebración frustrada de Juanjo tras parar (adelantado, lo que obligó a repetir el lanzamiento) el penalti de Pito, los dos minutos y medio de incredulidad de los allí presentes hasta que supimos que ElPozo no era campeón, porque el penalti (que esta vez sí anotaría el crack brasileño) debía ser repetido… Al final, 7-6 desde el punto de penalti a favor de Barça, que conquistaba el segundo título del año de forma agónica en la Copa del VIR, las revisiones y los dos campeones.

El apabullante triunfo de Barça en Champions

Y si los dos primeros títulos culés llegaron en el apuro de los penaltis, nadie esperaba que el desenlace de la Champions fuese muy distinto. Los culés tenían en su mano “vengar” el honor hispano: Benfica en semifinales y Sporting CP en la final. Poco faltó para que no alcanzasen la final: Benfica se iba ganando 3-0 al descanso con goles de Tayebi, Rocha y Afonso. Pero una remontada histórica de Barça hasta el 3-4 de Dyego (minuto 38), que empataría Chishkala en la primera jugada con portero jugador, nos llevaba a la prórroga donde Adolfo anotaría casi sobre la bocina para dar el pase al equipo de Velasco.

Allí esperaba de nuevo Sporting. Frente a frente las dos mejores plantillas del continente. Posiblemente, el mejor partido que se podía ver en Europa. Lo que pasó, insistimos, nadie lo esperaba: Barça apabulló al doble campeón de Europa con un 4-0 incontestable. Lozano y Pito en la primera, Ferrao y Dídac en la segunda, certificaron una de las finales más notables que se recuerdan, y todo por un Barça arrollador que sumaba su tercer título del año, que coronaría con la conquista de la Liga dos meses más tarde. Una temporada histórica para el conjunto catalán.

Tres años después, Futsi vuelve a conquistar un título

Más de 1.000 días sin títulos. Ocho finales consecutivas ganadas por su máximo rival. Si algo estaba claro en el club de Navalcarnero, es que la racha estaba llegando a su fin. No tanto porque hubiese indicadores claros ―Burela había conquistado la Copa y Futsi la liga regular― sino porque entre dos equipos tan igualados, cualquier detalle te da la ventaja y, tarde o temprano, la suerte viraría.

Tras quitarse en semifinales a Roldán y Melilla, Burela y Futsi se citaron en una final que arrancaría en Vista Alegre para decidirse en La Estación. Con el factor cancha a favor de Futsi y el 2-2 de la ida, el ambiente en Navalcarnero era el de las grandes ocasiones: las gradas se engalanaban de rojiblanco y laranxa para el partido que nadie quería perderse. Y en las grandes ocasiones surgen las grandes figuras: Ari haría el 1-0 y el 2-1 en sendos robos de balón, mientras que Anita Luján no perdonaría una pérdida de Leti Cortés para hacer el 3-2 antes del descanso. El hat-trick de Irene Córdoba en la segunda parte forma ya parte de la historia de este deporte: la joven jugadora culminaba así un año excepcional y Futsi levantaba por fin el título que rompía la hegemonía mariñana. El Clásico elevado a su máxima potencia.

La selección femenina sigue siendo la mejor

Y donde Fede Vidal nos mostraba la cara amarga del fútbol sala, Clàudia Pons era la sonrisa. La entrenadora de Bagá se presentaba en la segunda edición oficial de la Eurocopa con el mismo bloque de tres años atrás (recordemos que se pospuso desde 2021 por la pandemia). La edición, aplazada nuevamente desde marzo hasta julio por la guerra entre Rusia y Ucrania (dos de las cuatro participantes en la Final Four), se disputó de nuevo en Gondomar. Y de nuevo, como la anterior, tuvo a España y Portugal en la final. El encuentro no fue como aquel, donde España dominó de principio a fin. Las lusas subieron el listón, se adelantaron y obligaron a España a dar su máximo nivel. Tan igualado e intenso que tuvo que llegar a penaltis (3-3 al final de la prórroga), donde se agigantó la figura de Silvia Aguete para detener dos lanzamientos. España no falló ninguno. El segundo Europeo volvía a casa, el único hogar que conoce.

Barça, fuera de la F4 de la Champions por primera vez

Si bien muchos advertían del peligro de RSCA Futsal (el Anderlecht de toda la vida del fútbol, llevando sus euros al fútbol sala), casi nadie esperaba un batacazo de Barça, vigente campeón de Europa. Y no era para menos: los culés habían disputado (siempre que había participado) la fase final de la Champions. “Habían”, porque tropezaron donde nadie lo esperaba: con 5-2 frente a los belgas en la segunda jornada de la Ronda Élite, pagaron cara su relajación. El cuadro dirigido por Luca Cragnaz conseguía empatar y llevar el partido (si ambos ganaban en la última jornada) al golaveraje general. Con un apabullante 9-0 de los belgas ante United Galati, obligaban a ganar a los culés por seis goles de diferencia a los croatas de Pula. En un partido loco como pocos se recuerdan, con autogoles, penaltis fallados, mucho juego de cinco y hasta seis palos, estuvo cerca el cuadro blaugrana de conseguirlo: 7-2. A un gol de la machada, pero eliminados. Un desastre para un equipo construido para ganarlo todo.

El primer Mundial femenino, por fin

“Si no nos quisieron escuchar, nos tendrán que ver”. Con ese contundente mensaje arrancaba la AJFSF una campaña en la que exigían la oficialidad de un Mundial femenino. Para ello, Natalia Orive (presidenta de la asociación), se rodeó de las mejores jugadoras del mundo: Anita Luján, Peque, Amandinha y Julia Dupuy posaban con rostro serio y la remera nacional. Junto a ellas, representantes de la selección portuguesa, japonesa, italiana y ucraniana para enviar un mensaje de unidad ante FIFA, que no pudo seguir haciendo oídos sordos. Así, el pasado 16 de diciembre, en la previa del Mundial de Fútbol Masculino de Qatar, Gianni Infantino pronunciaba las palabras mágicas. Ahora toca esperar cuándo y cómo se disputará, pero el primer paso ―quizá, el más importante― ya está dado. Y todo gracias a la lucha de unas mujeres que no se rindieron pese a los comentarios negativos y al desdén institucional. No les quedó más remedio a los mandamases de FIFA: las escucharon.

UMA: un año para la historia

Dicen que es más bonito ser de un equipo modesto que de un grande. Este último, acostumbrado a ganar (?) no disfruta de los éxitos, dicen, siempre exigidos a conquistar el siguiente. En tal caso, pocas sensaciones puede haber en el mundo mejores a ser aficionado de CD BeSoccer UMA Antequera. El cuadro dirigido por Tete, alumno aventajado de la leyenda Moli, nunca se habría atrevido a escribir una carta a los Reyes Magos más exitosa que lo que sucedió en la realidad.

Avanzando rondas en Copa del Rey, sin descuidar su verdadero objetivo del ascenso a Primera, se “encontró” en la Final Four. Allí esperaba un clásico del torneo como Industrias Santa Coloma. Liquidado. En la final, un equipo con la obligación de conquistar el primer título de su historia, como es Viña Albali Valdepeñas. Liquidado. Historia del torneo: UMA era campeón de Copa del Rey ―el primero fuera del trinomio Barça, Inter y ElPozo― y lo hacía desde Segunda, de la que saldría poco después gracias a unos playoffs sufridos pero exitosos, en los que daría cuenta de Alzira y Benavente, remontando en ambos casos en la vuelta, y en casa, la eliminatoria.

UMA Antequera, campeón de Copa del Rey
UMA Antequera, campeón de Copa del Rey (foto vía RFEF.es)

Pero parece ser que ganar un título y subir a Primera sabía a poco para los universitarios, que fueron sumando puntos en la primera vuelta de la temporada 22/23 y, sin hacer mucho ruido, llegaban a la última jornada de la primera vuelta con opciones de clasificar entre los ocho primeros. Para ello, “solo” necesitaba un punto (habida cuenta que Noia no ganaba en casa) ante un Ribera que clasificaría igualmente si vencía. Consiguieron el punto con una resistencia heroica en la segunda parte. Y volvieron a reescribir la historia: UMA Antequera, equipo de Copa de España. El cuento de hadas sigue vivo, y de qué manera.

Ahora solo queda esperar qué nos depara un 2023 que viene con título por mes: enero las dos Supercopas, febrero la Copa de España, marzo la Euro femenina, abril Copa del Rey, mayo Copa de la Reina y junio los playoffs. Casi nada. Disfrutemos.

Foto destacada: collage de elaboración propia.

Autor: Dani López (@danifutsal6)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Please reload

Espere...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.