Valdepeñas: un golpe de timón para seguir creciendo

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

Si hay un equipo que en esta temporada tan convulsa ha estado en boca de todos ha sido Valdepeñas. Con un patrocinador fuerte como Viña Albali, un entrenador como David Ramos que ha preparado la temporada desde el principio, una afición fiel que arropa al equipo no solo en las grandes citas sino en cualquier desplazamiento liguero y un director deportivo como Joan Linares que ha tomado un rumbo claro y definido con una decisión lógica pero complicada de tomar: los jugadores debían vivir y entrenar en Valdepeñas. Hasta el año anterior, los jugadores se entrenaban en dos bloques, uno en Valdepeñas y otro desde Madrid.

Detengámonos aquí, porque no es lo único que ha hecho el exjugador vinatero para que la entidad crezca. Analicemos sus fichajes en los dos últimos años y en la temporada actual para comprender el golpe de timón que ha hecho que Valdepañas cambie su “prototipo” de fichaje.

18/19 y 19/20: Experiencia y rendimiento inmediato

Sin contar los jugadores que llegaron hace dos temporadas y se fueron el verano pasado, podemos ver cómo el fichaje de mejor rendimiento de la temporada del debut en Primera ha sido José Ruiz, quien fuese mejor cierre de la LNFS en la 14/15, internacional y con varios títulos en sus espaldas. Fichado con 35 años, su rendimiento era esperable desde el minuto uno, no así ―al menos para quien suscribe― su excepcional estado físico, que le ha convertido en un jugador imprescindible para David Ramos.

Quizá por eso, para esta temporada el club se reforzó, ya bajo la tutela del técnico madrileño, con jugadores del mismo corte: experiencia en Primera y la adolescencia bien lejos. El ejemplo más claro fue Rafa Rato, contratado con 36 años para dos temporadas. El de Recife, a punto de cumplir 37 primaveras, lo ha ganado todo con Inter pero sigue dejándose el alma en cada partido, como siempre. Como él, tenemos los casos de Nano (31 años) o Cainan (30), sin experiencia en España pero muy contrastado en Italia. Chino, fichado con 28 años en el mercado de invierno de la 18/19, venía de disputar varias temporadas (con títulos incluidos) en Jaén, por lo que cumplía los requisitos holgadamente.

El resto de fichajes sí que han bajado la media: Buitre (27), Ibarra (25) o Edu Sousa (23). Sin embargo, todos con experiencia ―quizá Edu el que menos, por vivir a la sombra de Asier en Xota―, jugadores de garra y pelea asegurada, muy al estilo del míster. Jugadores, una vez más, de rendimiento inmediato. Si contamos todos los fichajes nos devuelve una media de edad de 29’8 años, con cuatro de ellos superando la treintena.

20/21: Una apuesta por la juventud

Con el equipo consolidado, con un patrocinador estable (al menos todo lo estable que puede ser algo en un mundo azotado por el COVID-19) y las máximas estrellas renovadas, era el momento de dar un volantazo y cambiar el rumbo en materia de fichajes. Primero, porque esos fichajes experimentados no pueden alargarse en el tiempo en una LNFS cada vez más física que exige lo mejor de cada jugador. Y segundo, porque para crecer hace falta apostar por talento joven que te permita refrescar las rotaciones y subir el nivel de la plantilla a medio/largo plazo.

De momento “solo” se han oficializado dos fichajes, pero el rumbo tomado por la dirección deportiva, con Joan Linares al frente, es clara: juventud y muchos años por delante. Xavi Cols (21), procedente de Peñíscola, y Sergio González (22), de Ribera Navarra, son toda una declaración de intenciones. Bajan nada menos que ocho años la media.

No solo hablamos de apuestas, sino de jugadores que conocen ya la Primera División. El manresano ha disputado dos temporadas con los castellonenses, siendo un fijo en los esquemas de Juanlu Alonso. El de Montcada i Reixach, por su parte, ha cumplido tres cursos deportivos bajo la tutela de Pato, siendo, hasta su grave lesión de esta temporada, uno de los jugadores más importantes del cuadro tudelano. El primero, internacional sub21. El segundo ya ha debutado con la absoluta.

Quizá los próximos fichajes valdepeñeros sean de nuevo jugadores que rocen la frontera de los treinta y dejen en nada estas palabras, pero sin duda el golpe de timón que han tomado en el club castellano es claro y trascendental. Una vez asegurado el presente, es hora de poner los cimientos para el futuro.

Imágenes: @FSCiudaddelvino

Autor: Dani López (twitter: @gremplu)

Anuncio

Banner de KratosShop

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.