Chino y Catela: Todo lo que sabemos del lío Dynamo Samara

Como si de una película de Christopher Nolan se tratase, el caso Catela/Chino está lleno de giros de guión imprevistos que, si nos lo contasen entre cervezas y acodados en la barra de un bar, pensaríamos que nos están tomando el pelo. Sin embargo, todo es cierto… Más todas las cosas que aún no sabemos o no se han hecho públicas y que son vox populi en Valdepeñas. Como todo termine seguramente saliendo a la luz, no adelantemos acontecimientos y pongamos sobre el papel todo lo que sí sabemos.

12 de enero

Todo comienza con un tuit de Gustavo Muñana: Dinamo Samara está dispuesto a abonar la cláusula de Juanjo Catela, renovado recientemente por Valdepeñas hasta 2024. El ala gaditano comprende desde el primer momento que el sueldo es astronómico y difícil de rechazar.

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

Para quien no conozca el club, cosa normal dado que apenas se fundó en 2018, diremos solo que en su estructura destacan tres nombres: Igor Karpov, el presidente y fundador, Igor Grigorenko —exjugador profesional de hockey hielo, campeón de liga en dos ocasiones— como director general y Konstantin Tymoshchenkov como entrenador. Éste último, llegado esta misma temporada con la misión de dar el salto a la Champions, auténtica obsesión de todos los equipos de la Superliga. Para ello debían alcanzar esta temporada la final de los playoffs, algo que jamás han conseguido en su corta historia: quedaron muy cerca (terceros) en su año del debut, para caer en cuartos en las dos temporadas siguientes. Sigamos.

17 de enero

El propio Muñana amplía su noticia: los rusos también están dispuestos a pagar para llevarse a Chino. El albaceteño, que ya había sido tentado en verano, al conocer la situación de su compañero, supuestamente se habría ofrecido él a los rusos. Dos por el precio de… bueno, de dos, pero bien que lo valen, pensaron en Rusia. Valdepeñas asume la situación y aprieta para fichar en los 14 días de mercado restantes.

A partir de aquí, todos se hacen eco del interés y van aportando información al asunto, que se concluye en: los fichajes están cerrados pero deberían oficializarse antes de que comience la Euro’22. No es así: Chino es anunciado por Dinamo Samara el 27 de enero (el día después del empate de España con Azerbaiyán en la segunda jornada de la fase de grupos)  y Catela al día siguiente (en la previa del tercero y trascendental partido). El club ruso menciona en sus tuits que ambos jugadores —como es normal— se incorporarán a la disciplina del equipo una vez finalice la disputa del torneo continental. Hasta aquí, todo normal: el potencial de los petrodólares llevándose de nuevo a lo mejor del mercado nacional en la ventana de fichajes de invierno.

12 de febrero, el día que todo explota

Pero no todo era normal… O sí, pero solo hasta dos semanas después, cuando una noticia del diario online Interfax (aquí la noticia completa) aparentemente carente de interés para el futsalero español, informa cómo Alexander Khinshtein, parlamentario ruso, anunció en su canal de Telegram que tres representantes de la empresa petrolífera “MO TNP” de Samara, eran detenidos por un supuesto caso de soborno. Concretamente, por un teórico primer pago de 18 millones de rublos (algo más de 200.000 euros al cambio) y otros 5 millones (unos 50.000 euros) todos los meses. La gravedad del asunto provocó la detención inmediata de los tres acusados.

¿Y quiénes son esos tres acusados? Uno el hijo de un subjefe de Interior (Igor Zugov), otro el exdirector de MO NTP (Vasily Ermakov) y el tercero, Igor Karpov, presidente del club Dynamo Samara. Y aquí es cuando estalla la noticia y llega a España. Ya sabemos por experiencias anteriores lo presidencialistas que son los clubes rusos y lo capital que es la presencia de Karpov para tener liquidez.

13 de febrero

David Candelas amplía nuestro conocimiento sobre las supuestas mafias rusas con un caso similar del pasado: el presidente del Dina Moscú acabó en la cárcel por un motivo similar, el club desapareció y nadie vio el dinero que se le debía.

 

Todo se empieza a enturbiar para los jugadores, que sospechan con fuerza que su futuro no está en la capital del Distrito Federal del Volga como ellos pensaban.

16 de febrero, el día de las filtraciones

Aunque nos dejaban dos pistas (esa A inicial y ese “gusto por los micrófonos” de un tuit posterior) sobre quién era el autor, dos audios anónimos de alguien que trabaja dentro de Viña Albali Valdepeñas desvelan lo que ya era un secreto a voces: algo pasa con Chino y Catela. Nos ponía sobre la alerta el siguiente tuit:

Apenas media hora después, ya entrados en la madrugada, y como cabía esperar (si realmente tres cuartas partes de Valdepeñas tenía en su teléfono dichos audios) se filtraba dicho contenido:

Y aunque muchos (la gran mayoría) no supiéramos quién es el autor de los audios, al parecer para cualquier asiduo al Virgen de la Cabeza no era muy difícil reconocer una voz que están escuchando todos los días de partido, la del speaker, Adrián Pines.

Todos nos íbamos a la cama sabiendo que algo gordo se estaba tejiendo. Diferentes fuentes confirman que, debido a los trámites pendientes para conseguir un visado de trabajo, aunque el club vinatero había cobrado el importe de ambas cláusulas hacía tres semanas, y los propios clubes hacían oficiales los movimientos, la participación de Chino y Catela en la Eurocopa había retrasado su viaje. No por un interés particular de ambos, simple burocracia. Pero una burocracia que puede haberles evitado un viaje, a la postre, efímero.

Así, cuando muchos creían que ambos estarían ya conociendo los rigores del invierno ruso, ambos jugadores aguardaban en realidad en su tierra a la llegada del permiso para viajar. Todo hace pensar que nunca pisarán tierras rusas (al menos para jugar en Samara), apenas unas semanas después de firmar su contrato —de generosa cuantía— y sin saber si podrán jugar o no.

17 de febrero, ¿punto… y final?

Y ahí empieza el movimiento definitivo. Algún club puntero pregunta por la situación de ambos jugadores, lo que deja a las claras ya que los problemas son reales y consistentes. El propio Valdepeñas pregunta a la RFEF si podrían volver a incorporarlos. ¿Se imaginan qué jugada maestra sería cobrar la cláusula de dos jugadores y volver a tenerlos apenas 15 días después? De momento, y por desgracia para afición, cuerpo técnico y directiva, parece imposible. Y lo es porque, como bien ha investigado Biel Izcue, según el reglamento de junio de 2021 ninguno de los dos podría firmar antes del verano (artículo 126.5) ni a cualquier otro equipo de Primera o Segunda (artículo 124.2). Aquí vemos la noticia con todo detalle:

Valdepeñas se agarra a ciertas irregularidades en todo el proceso, a que no han debutado y a la teórica desaparición del club, pero no parece claro que vayan a tomar en la Federación decisión alguna que se salte la normativa. ¿Y qué pasa en el otro equipo implicado, el que ha pagado y se puede quedar sin nada en cuestión de días, si no horas? Pues Samara, sin Karpov, se mantiene oficialmente en silencio… Hasta hoy, cuando un inofensivo (en apariencia) tuit lleva más contenido del que parece:

 

Más allá de la salida de dos jugadores importantes (que puede ser el inicio de la estampida) como Nando y Alexei Lyalin —recordamos que el primero disputó con pasaporte ruso la reciente Eurocopa— en dirección a Norilsk Nickel, que es un rival directo —en estos momentos es quinto, dos puntos y un puesto por encima de Samara—, está la primera frase con la que arranca el comunicado: “Dadas las circunstancias”. No hay ninguna referencia clara, en la cuenta oficial del club, a todo el ajetreo que estamos viviendo, pero las palabras parecen premonitorias de lo que se viene…

Gracias a una noticia de Alejandro Martín Carrillo para SER Valdepeñas (aquí la noticia completa) sabemos por fuentes del club que la intención de Samara de disolver el club, a expensas del visto bueno de la Superliga, que debe aprobar todo para evitar males mayores, lo que dejaría a ambos jugadores totalmente libres para negociar su futuro… A partir de verano. Porque si algo está claro, es que el club no se le cierra las puertas a un regreso a ambos. Si lo consigue, será un win-win histórico: habrán recibido el dinero —que está a buen recaudo y no hay posibilidad de perderlo—y recuperarían a dos jugadores capitales en los intereses de la entidad.

Obviamente hay mucha más información circulando por chats internos y, desde la propia Valdepeñas, seguro que no les hemos aportado mucha información de la que no dispusieran, pero es una recopilación necesaria para un culebrón inesperado que promete nuevos capítulos en los próximos días. Cancelen su suscripción a Netflix, esto es mucho más interesante.

Imágenes destacadas: @DinamoSamara.

Autor: Dani López (twitter: @danifutsal6)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Please reload

Espere...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.