Barça 20/21: Un transatlántico que necesita títulos

Nombre completo del equipo: FC Barcelona.

Posición en la temporada anterior: 2º.

Objetivo del club para la temporada anterior: Campeón.

Objetivo para la redacción de Futsal Corner: Campeón de Champions (19/20) y Liga (20/21).

Jugador a seguir: Adolfo.

La temporada 2019/20 comenzó de forma inmejorable para Barça: campeón de la Supercopa ante ElPozo en Guadalajara. Bueno, comenzó inmejorable si olvidamos el (grave) traspiés de la Intercontinental, pero como no es oficial, se admiten fallos en un torneo que se encuadra en plena pretemporada. Su irregularidad le apartó del primer puesto en la liga regular, pero las noticias seguían siendo excelentes: campeón de la Copa de España en Málaga y semifinalista de la Copa del Rey y de la Champions, éste en un paseo militar.

Con dos títulos en el zurrón, y otros dos muy bien encaminados, la vida sonreía a los culés. Sin embargo, la pandemia aplazó ambas Final Four y lo que trajo fue un playoff express donde fracasó rotundamente. Les bastaba en cuartos de final un empate ante Levante para clasificar a semifinales, pero un gol de Cecilio a falta de dos segundos les apeaba del título liguero. El revés dolió en la parroquia culé, que no entendía cómo un (casi) novato les dejaba fuera a las primeras de cambio. En Can Barça se pusieron las pilas ―y de qué manera― para ponerle remedio.

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

Altas y bajas

Vamos línea por línea, porque hay mucho que analizar. Y empezaremos por la portería, quizá donde se ha producido el cambio más importante: Juanjo, tras cuatro temporadas, se marchó a ElPozo Murcia por cuestiones personales. El puesto del nombrado mejor portero de la 19/20 lo ocupará un canterano que ha hecho la “mili” no muy lejos, en Santa Coloma: Feixas. Para el que suscribe, el portero que más ha crecido en el último año, y que competirá de tú a tú con Dídac el puesto de titular.

Andreu Plaza dando instrucciones durante un entrenamiento de pretemporada.

En el cierre, con Lozano ya plenamente reconvertido, Boyis (Movistar Inter) deja su puesto a André Coelho. El portugués, de 26 años y campeón de Europa en 2018 con Portugal, procede de Benfica, donde se ha convertido en un espigado y prometedor jugador, de lo mejor que había en el país vecino.

En las alas, las salidas de tres jugadores que contaban con pocos minutos (o directamente ninguno) como Arthur, Rivillos y Roger, se ha suplido con un primer espada como Matheus, procedente de Corinthians y a la espera de la rumoreada desde hace dos temporadas llegada de Leandro Lino.

Arriba, al potencia de Ferrao y Esquerdinha, se les unió en invierno Ximbinha, que vino a cubrir la baja de ambos. Este verano Barça ha hecho efectiva la cláusula de rescisión y el ex de Palma, Industrias y Xota, será el tercer pívot en la rotación culé.

¿Qué esperamos de ellos?

De un equipo que tiene a dos porteros con nivel selección, a un cierre con la proyección de Coelho o la exuberancia de Lozano, que tiene a virtuosos en las alas como Adolfo (MVP de la última temporada) o Dyego junto a jugadores con la inteligencia para posicionarse y leer el juego como Daniel, Marcenio o el propio Matheus, y que tiene arriba la contundencia del mejor jugador del mundo, escoltado por dos fuoriclasse como Ximbinha o Esquerdinha, solo puede tener un objetivo: conseguir todos los títulos.

Quizá eso sea demasiado pedir, pero a Barça le llega un toro que debe capear en apenas unas semanas: la Final Four de la Champions 19/20. Los culés deben vencer primero al campeón ruso (KPRF) y luego al vencedor del choque entre ElPozo y Tyumen para no solo ser campeón de Europa tras varios años lejos de la corona, sino para poder participar en la próxima edición. Demasiado pronto le llegará un match ball a la escuadra de Andreu Plaza. Si falla, la presión podría ser nociva en un vestuario que se sabe favorito a todo. Las Supercopas y Copas del Rey adornan, pero no son suficientes si no vienen acompañados de uno de los tres grandes: Liga, Copa de España, o Champions.

La lupa: Adolfo

“¡Vaya! Así que, ¿me sugieres que ponga atención en el que fue mejor jugador de la temporada anterior? Qué avispado, nunca se me habría ocurrido…”.

Tiene razón amigo lector. No tiene mérito. Pero eso no quita que uno de los jugadores más inteligentes que hemos visto en los últimos años, capaz de adaptarse a un rol secundario cuando está toda la plantilla y dar un paso al frente ―tanto en minutos como en goles― cuando se lesionan los dos principales estiletes para varios meses, merece ser destacado.

Adolfo había demostrado ser un depredador nato. Bajo la tutela de Dani Salgado, como para no serlo. Pero el reparto de minutos y lo bien cubierta de la posición de pívot le había relegado a banda y a un rol secundario. Esta última temporada ha dado el salto necesario para el club. Ya no era solo un jugador para revolucionar los partidos o para defender el 5v4. Ahora se ha convertido en la referencia a quien mirar cuando las cosas se ponen feas. De que sea capaz de mantener los focos sobre él con la vuelta de Ferrao y compañía, o no, se verá si es el jugador determinante que conocemos, o el secundario con el que nos tuvimos que conformar los últimos años.

Imágenes: @fcbfutbolsala

Autor: Dani López (twitter: @gremplu)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.