Burela 20/21: A aprovechar la vida extra

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

Nombre completo del equipo: Pescados Rubén Burela.

Posición en la temporada anterior: 16º (último).

Objetivo de club en la temporada anterior: Permanencia.

Objetivo (esta temporada) para la redacción de Futsal Corner: Evitar el descenso.

Corría el mes de marzo en la LNFS y Burela ―colista― no se daba por vencido. Cuatro puntos le separaban de la permanencia, marcada entonces por Córdoba (enlace previa córdoba). Un objetivo difícil pero no imposible, pues tenía que enfrentarse a los tres equipos que iban inmediatamente por encima de ellos. Pero nos atacó la COVID-19, y nunca sabremos si lo habrían conseguido. Los gallegos recibieron (a tenor de lo visto hasta ese momento) una vida extra, al más puro estilo de los videojuegos. El club de A Mariña entendió que para permanecer en Primera hace falta algo elemental, pero muy difícil: goles y experiencia.

Y a ello se han aplicado, mejorando en la parcela ofensiva con jugadores contrastados y la esperanza de seguir otro año codeándose con la élite. Era necesario, pues hablamos de un aspecto en el que solo Matamoros aprobó: 13 goles en 23 partidos. Casi el doble que el resto de pívots juntos (7) y muy lejos de sus rivales por la pelea, pues los 40 goles anotados se quedan en nada si comparamos con Córdoba (51), Ribera (52) o Industrias (61).

Altas y bajas

En el apartado de bajas, una destaca por encima de los demás: Joselito. El ala gaditano tiene ese algo distinto que te convierte en diferencial. El ex de Palma (internacional absoluto en siete ocasiones) no alcanzó un acuerdo para renovar y terminó por viajar hasta Italia (Bernardinello Petrarca). Junto a él sale otro veterano como Luisma (el pívot bajará de categoría para jugar en el vecino Noia). Junto a ellos sale un cierre (Pope), otro pívot (Amoedo) y los dos alas brasileños que habían llegado en el mercado de invierno y que apenas pudieron aportar: Pixote y Xande. Entraron con fuerza (especialmente el nacionalizado uruguayo) pero se disiparon enseguida. No sería justo cargar contra ellos, pues apenas tuvieron dos meses para demostrar algo, pero quedó claro ―al menos para la directiva― que no eran lo que el club necesitaba.

Plantilla al completo de Burela para la temporada 20/21
Plantilla al completo de Burela para la temporada 20/21

En las altas se vislumbran esos pilares antes mencionados: experiencia y gol. Jugadores contrastados que conocen la LNFS a la perfección, y con mayor facilidad anotadora ―tampoco era difícil, dicho sea de paso― que los que han dejado el club. En el cierre, a Pope (una promesa de la cantera de Palma) le sustituirá Giasson, que ha vagado por España en Jaén y Córdoba tras una infinidad de equipos en Italia sin afianzarse en ninguno, pero que al menos conoce tanto la competición como el oficio del defensor.

En las alas se incorporan dos estiletes como David Pazos y Javi Rodríguez. Un diestro y un zurdo, uno más defensivo y el otro más imaginativo, pero ambos con muchos partidos a las espaldas y cierta facilidad de cara a puerta. Les acompañan dos jóvenes como Nito (Santiago) y Renatinho (del filial) que tendrán que pelar por minutos en una segunda o tercera rotación. Arriba llega el puntero, el ‘23’ para marcar las diferencias y sobre cuyas espaldas recaerán muchas de las opciones de permanencia: Diego Quintela.

¿Qué esperamos de ellos?

Sufrimiento. Ni el burelense más optimista debe imaginar a su equipo soñando con cotas más elevadas. Como mucho y dependiendo de cómo se comporte un recién ascendido como UMA, más los que (a priori) menos se han reforzado ―los Peñíscola, Sala10 y compañía― el mayor mérito del club sería conseguir la permanencia con holgura, salvándose varias jornadas antes y fuera de los puestos de descenso desde la primera jornada, para no sufrir.

Está claro que en momentos de crisis hay que optar por el rendimiento inmediato, y los fichajes de Pazos, Javi Rodríguez o Quintela apuntan en esa dirección. Su mayor problema es la parcela defensiva, donde se mantienen bajo palos Edu (con 41 años) y Kaluza. Quizá sea el momento de darle una oportunidad al polaco, y quién sabe si la renovación de Edu se deba más al papel de “profesor” que a mantenerle como titular.

La dupla de cierres Lucho/Giasson, sin estar en ningún top de la liga, debería mostrarse más solvente que la formada por Lucho y Pope. Pero para ello, el brasileño debe asentarse, algo que no ha conseguido aún en ningún equipo.

Pazos conduce un balón durante un entrenamiento de pretemporada
Pazos conduce un balón durante un entrenamiento de pretemporada

Es en las alas donde más potencial (en cuanto a efectivos) presenta: Álex Diz, David Pazos, Renato, Iago Míguez y Javi Rodríguez. La dupla de canario y gallego (está por ver la adaptación del primero y cómo vuelve de lesión el segundo) podría dibujar dos jugadores fantasiosos, con regate y pase en profundidad. De ellos se aprovechará Quintela y el eterno Matamoros ―verdadero alma del equipo―. De lo que inventen unos en media cancha, y lo que aporten los otros en el área rival, pasan las opciones de permanencia. Con Diz y Pazos en la segunda rotación la intensidad está garantizada, y Renato seguirá al frente de las jugadas de estrategia. Golpeo garantizado.

Por último, si los goles te dan regularidad, esa que les faltó a los laranxas el año pasado, la clave es hacerse fuertes en Vista Alegre, donde solo pudieron vencer la pasada temporada en un partido (ante Peñíscola). No hay opciones de permanencia para equipos que no sean regulares en su fortín, por más que la posible ausencia de público (al menos las primeras jornadas) reste algo de ambiente al factor local.

La lupa: Quintela

Era evidente que Burela adoleció de gol la temporada pasada. Luisma, segundo en la rotación por detrás de Matamoros, anotó solo cinco goles en 23 partidos. Suple su hueco un jugador de garantías, al menos en apariencia. Diego Quintela, máximo goleador histórico de Santiago Futsal, no terminó de despuntar en Barça y las lesiones lastraron su último año y medio en Palma, tras dos años anotando 20 y 15 goles, por lo que tendrá muchas ganas de reivindicarse en un equipo más modesto, donde además de galones tendrá cerca a la familia, siempre un factor a tener en cuenta. Con Matamoros se repartirá el pan, quién sabe si con ambos en pista y cayendo el propio Diego a banda, pero con una misión clara: superar los menos de dos goles por partido de media (40 en 23 partidos) que estaban enterrando (hasta el parón) las opciones de permanencia de Burela.

Imágenes: @BurelaFS

Autor: Dani López (twitter: @gremplu)

Anuncio

Banner de KratosShop

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.