Xota 20/21: Renacer para volver donde siempre

Nombre completo del equipo: Club Atlético Osasuna Magna.

Posición en la temporada anterior: 6º.

Objetivo del club para la temporada anterior: Copa de España y playoff.

Objetivo para la redacción de Futsal Corner: Top-10. Asegurar permanencia e intentar acercarse a Copa y playoff.

Jugador a seguir: Bynho.

La temporada 2019/20 de Xota estuvo llena de sobresaltos y sabores agridulces. Acostumbrados a entrar entre los ocho primeros, los objetivos parecían cumplidos entrando en Copa de España y playoffs. Pero el dulce tornaría amargo en seguida: la eliminación copera fue demasiado contundente. Si no en el resultado, sí en el modo: a los cinco minutos vencía Barça 2-0 y nunca parecieron que pudiesen remontar. No obstante, aún quedaba lo peor: Arregui insinuaba que quizá estar en la Copa dejaba de ser una norma. Araça anunciaba su salida al final de temporada. Ya se intuían las salidas de Saldise y Martel (dos de los principales jugadores) dirección Torrejón, y aún quedaba por anunciar su marcha el goleador, el ídolo tras la salida de Eseverri: Rafa Usín.

Con todas las salidas, y el inconfundible aroma a despedida, afrontaron el playoff express, de nuevo en Málaga. Y de nuevo ese mordisco a la fruta podrida. Necesitaba ganar a Valdepeñas para acceder a semifinales. Al descanso todo parecía solventado a favor de los verdes: 4-0. Pero el conjunto de David Ramos espabiló, y de qué manera: remontó hasta el 4-4 en los instantes finales. Xota se marchaba a casa, dolido y sin un público que agradeciese in situ los servicios prestados a cuatro de los jugadores más importante de los últimos años. Ahora toca reinventarse, quizá aspirar a cotas más modestas, a la espera de conjuntar jugadores y conseguir volver a las posiciones habituales.

Anuncio
Pincha para saber más sobre la trilogía "Los últimos viajeros"

Altas y bajas

Imanol Arregui cuenta con una plantilla prácticamente nueva. En la portería se marchó el cedido Mario Almagro. Su puesto ―el de suplentísimo de Asier― lo ocupará Aitor, repescado de Tafatrans. Es la línea donde seguramente menos se note el cambio.

En el cierre, la salida de Araça debería dar más minutos (y galones) a Juninho, tras dos temporadas a su sombra. Han llegado Antonio Escribano (Móstoles) y Wanderson (Tamandaré), dos cierres de perfil muy distinto. Tony es un proyecto de futuro que ya ha despuntado en los primeros amistosos, mientras que el brasileño aportará experiencia en una línea que, por otra parte, tendrá al capitán Roberto Martil como bastión máximo.

Las alas también sufren grandes variaciones: desde cerca llegan César Velasco (Córdoba) y Dani Zurdo (El Éjido). Los dos jóvenes deben aportar descaro y gol. El primero ya lo demostró en un amistoso ante Colo Colo, y del segundo (procedente de la Segunda B) hablan maravillas. A ellos se les unen otros dos brasileños: Linhares y Fabinho. El ‘14’ viene de hacer dos buenas temporadas en Italia (Arzignano y Signor Prestito), y ha demostrado a sus 26 años estar más que listo para una competición de alta exigencia. Por el contrario, el segundo es otro proyecto de futuro al que Arregui deberá darle forma rápidamente para que se adapte al rimo europeo.

A las bajas ya mencionadas se les une también Álex Llamas, cedido a Industrias Santa Coloma.

¿Qué esperamos de ellos?

Es complicado hacer un pronóstico. Arregui ha demostrado sacar rendimiento como pocos a plantillas cortas, pero siempre lo hacía desde una base estable y retocando apenas una o dos posiciones. Ahora, con las dos salidas a Levante (Usín y Araça) más las dos a Inter (Saldise y Martel) no solo hay que componer una plantilla nueva sino que cambia jugadores experimentados e internacionales por un puñado de chicos que apenas conocen la competición de un año (César) o que le es totalmente ajena.

Y todo esto le llega a Xota por un ajuste presupuestario en el peor momento posible. Equipos como Palma ya dieron el salto hace unas temporadas, mientras que para la actual son Cartagena, Valdepeñas o Levante los que parecen haber adelantado en presupuesto y plantilla al conjunto navarro. Echando una cuenta sencilla, pensar en el top-8 parece casi una utopía: si no hay catástrofes, se tendrían que disputar la última plaza con habituales como Jaén o Ribera más los que llegan de atrás con fuerza como O Parrulo, Córdoba, Betis o Burela.

Para ser honestos, si en el banquillo estuviese otro, diríamos que el único objetivo de Xota debería ser la permanencia. Por fuerte que suene, ateniéndonos a plantillas (en experiencia y efectivos) no es ninguna locura. Pero con Imanol al frente, puede que estemos pecando de modestos. Sabemos que será un equipo aguerrido con una columna vertebral clara: Asier deberá multiplicarse, Martil será el pegamento, mientras que Bynho aportará intensidad y Mancuso los goles. A partir de ahí, y de cómo empiece la temporada, veremos si el objetivo de permanencia es un “insulto” o una realidad.

La lupa: Bynho

El ‘17’ es un jugador eléctrico, rápido y de regate fácil. Es capaz de cargar la zurda sin apenas espacios, repliega con rapidez y tiene buen golpeo. Si le unimos que siendo ya su cuarta temporada es uno de los veteranos, debería ser indiscutiblemente el referente del equipo en ataque, y principal generador de juego. ¿Dónde está el problema entonces? En que esa característica de eléctrico le juega, en más de una ocasión, malas pasadas. A veces acelerado, ha perdido balones que han provocado goles rivales. O una pierna a destiempo, en lugares intranscendentes de la pista, que han derivado en una sexta falta. El de Recife tiene su mayor virtud y a la vez su máximo defecto en ese juego acelerado que desconcierta a rivales casi tanto como a compañeros. Si consigue serenarse cuando toca, estaremos hablando de un jugador diferencial.

Imágenes: @CDXota.

Autor: Dani López (twitter: @gremplu)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.